2012: crítica

2012La sala llena, la muchedumbre adolescente con sacos de palomitas entre sus manos, centenares de gafapastas mirándote por encima del hombro… no estamos en otro sitio que en la estrena de 2012, la última burrada de Roland Emmerich.

¿Y que se puede decir de esta película? Una sola cosa: entra en el cine, abandona tu cerebro en la puerta y disfruta visualmente. Una vez salgas, recoges el cerebro y si te apetece seguir riéndote, dale vueltas a lo que acabas de ver.

¿Por qué? La manga de los guionistas tiene más recursos que la de un mago, las escenas de destrucción se encadenan al son de las carcajadas de los espectadores (extraña reacción al ver a miles de personas morir), y cada una de ellas buscando un fin claro:

Guionista 1: Quiero que salga un metro volando.
Guionista 2: Que se abra el suelo, el avion se meta por la grieta y salga de allí.

Guionista 3: Debe salir el everest.
Guionista 4: Pues que todo dios vaya hacia allí… mola mas.

Añado unos reflexiones:

– Señores de USA, en especial sr. Emmerich. Si la tierra se va a la mierda, la tierra se va a la mierda, no se va primero a la mierda los EEUU y luego el resto del planeta. El planeta no entiende de fronteras.

– Si el sol cambia sus fluctuaciones o como se llame, lo primero en petar son las comunicaciónes, los satélites y los bichos electrónicos. Léanse la wikipedia, no es necesário ir a ninguna biblioteca.

– Si el Himalaya ENTERO se mueve 2mil kilómetros, me expliquen como leches sigue tal cual. Mueves 10 metros L.A. y se cae hasta el suelo, se mueve el Himalaya 2mil kilómetros, y hasta la piedra más insulsa sigue en su puesto.

– Para finalizar, que me puedo pasar el día: Sr. Emmerich. Si quiere hacer la película más internacional no cuele con calzador a un indio que lo descubra todo, al G8, y a una familia rusa (que por cierto, parecen estar doblados, junto a la hija del presidente, por algun sordomudo, con todos los respetos hacia los sordomudos).

En fin, todo esto y mucho más en 2012, que pese a lo que parece, me lo hizo pasar bomba. Y lo digo en serio. Eso si, la última frase de la película la resume perfectamente:

YA NO USO BRAGASUEÑOS.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.