A todo gas 7: La megalomanía de los Blockbusters

A todo gas 7: La megalomanía de los Blockbusters

Rating: ★★★☆☆ 

 

James Wan ( Insidious, The Conjuring: Expediente Warren) toma el relevo de Justin Lin, este último director es el responsable de resucitar la saga desde que cogió las riendas en la tercera parte, nada desdeñable, A Todo Gas: Tokio Drift. A la que el propio James Wan, el nuevo, le hace un pequeño homenaje en este megalomaníaco Blockbuster:

Deckard Shaw (Jason Statham), el hermano de Owen, clama venganza contra el equipo de Dominic Toretto. Séptima entrega de la saga «A todo gas».
Y así de simple es la trama que, otra vez mas, y no será la última ( se han confirmado A todo Gas 8 y 9 ), no se esfuerza en practicar la profundidad narrativa a favor del espectáculo exagerado, el más exagerado de la saga. Y ¿Por qué no?.

Fast and Furious es una saga que ha resucitado por no ponerle freno a lo ilógico y a lo inverosímil, sacrificando lo veraz a favor de set-pieces muy elaborados para regalar diversión al espectador que se sienta en la butaca esperando justamente eso.

Y lo encuentra, vaya que si lo encuentra, la llegada del equipo encabezado por Toretto a Dubai, desencadenará escenas tan delirantes como las que proponía Timur Bekmanbetov en sus saga Guardianes del Noche (2004) y Guardianes de la Dia (2006). Y es que James Wan es un tipo muy inteligente que se ganó el respeto de miles o millones de fans del genero de terror y viendo el resultado de esta entrega de la saga, no nos extraña que ahora mismo sea el capitán de la nave de los Furious. Y se debe al respeto y cariño al genero de acción y a la saga en sí, respetando el estilema que la saga proponía desde sus inicios James Wan mantiene y añade su toque personal poniendo la cámara en lugares que sorprenderán a los fieles de la saga.

Y no solo se ha añadido a lo espectacular de forma visual, también se ha alargado en metraje, esta exagerada obra dura casi dos horas y media, que sea usan básicamente para cumplir la estructura básica de toda narrativa cinematográfica, y, sobretodo, en alargar hasta el infinito las escenas de acción que giran y giran, aumentando el ritmo de la tensión, elementos que hacen que el espectador no se canse y pida más. Lo mejor, es que lo recibimos.

James Wan se adentra en la “familia” de Toretto con muchas ganas de elevar esta saga a su gloria y crear una entrega, cojo palabras de un compañero, “Estupendamente estúpida y estúpidamente entretenida”.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.