Ahora los padres son ellos: las víctimas, nosotros

Ahora los padres son ellos: las víctimas, nosotros

Conocer al Padre de la Novia es uno de esos puntos culminantes de la vida de uno. El momento en el que miras a los ojos de otro hombre, de un igual, y de una manera cruel y descarada, sin palabras, le dices: me llevo a tu pequeña. La violencia implícita en ese acto tan cotidiano sólo es comparable al trance que le supone a una chica conocer a su némesis particular, que no es otra que la Madre del Novio. Sí, por mucho que la suegras sean habituales del repertorio chistoso masculino, el efecto que producen en un hombre no es nada comparable con lo que una suegra supone para la novia que arranca al inocente cachorrillo de las protectoras garras maternales.

Admitamos, pues, que suegros y suegras son el punto de partida adecuado para filmar una digna comedia neoclásica (post-Vincente Minnelli / Spencer Tracy) como Los padres de ella (Meet the parents, Jay Roach, 2000), especialmente si el padre político es un paranoico ex-agente de la CIA interpretado por Robert De Niro. Convertir la materia en motivo de una (por el  momento) trilogía es harina de otro costal. La primera secuela, Los padres de él (Meet the Fockers, Jay Roach, 2004) ya resultaba mucho menos inspirada que la obra original. Y ¿qué se puede decir de una película cuyo título castellano es Ahora los padres son ellos ? Desde su mismo enunciado amenaza con ahondar en la recurrencia hasta provocar el hartazgo. 

 

En Little Fockers (Paul Weitz, 2010), los guionistas hacen lo posible por exprimir hasta la última gota de unos personajes que ya no dan para mucho más. Los dos vástagos Focker a los que alude el título original apenas intervienen en la trama y el argumento vuelve a girar en torno a la peculiar relación del binomio Gaylord Focker/ Jim Byrne, esto es, Ben Stiller vs. Robert de Niro. Para inyectar algo más de testosterona al asunto y dinamitar el frágil círculo de confianza, la pizpireta Jessica Alba se incorpora a un reparto modélico, en el que reaparecen Dustin Hoffman y Barbra Streisand.

Llegados a este punto, Little Fockers es un medicamento cuyos efectos dependerán del metabolismo de cada uno. A mí me provoca indiferencia general, aunque suelo reirme con Ben Stiller. Es uno de los pocos cómicos contemporáneos que despiertan mis simpatías. No deja de sorprenderme su capacidad para soportar con honroso estoicismo las numerosas humillaciones que ha sufrido en la pantalla, como los celebérrimos e inolvidables episodios en los excusados de Algo pasa con Mary (There’s something about Mary,Peter & Bobby Farrelli, 1998) o de Y entonces llegó Ella (Along came Polly, John Hamburg, 2004). Pero aquí las flagelaciones físcas y morales las sufre su pavoroso suegro.

De Niro colecciona golpes, infartos, sepultamientos e inyecciones en el pene merced a un guión salpicado de coñas referenciales a sus películas serias y que propicia una bien llevada autoparodia. Su Jim Byrne boxea como un Jake La Motta trasnochado, discute a la Travis con un pintoresco Harvey Keitel (desaprovechado cameo) e instruye a su yerno para continuar la protección de la dinastía y se erija en el nuevo Corleone familiar (el Godfucker), aleccionamiento que constituye el hilo conductor del film y que proporciona alguno de sus momentos más divertidos.

Seguramente el título de esta opinión sea demasiado sangrante. Lo cierto es que Ahora los padres son ellos mantiene un ritmo más vivo que su predecesora. Al verla se dibuja en el rostro una media sonrisa, provocada más por la familiaridad de los personajes y los actores que por el ingenio del guión. Incluso se suelta alguna carcajada en los momentos más hilarantes, como en la parodia sui-géneris del Tiburón de Spielberg. Pero la fórmula está agotada. A estas alturas, la franquicia puede ser válida para una sobremesa de domingo en casa, una tarde tonta de sofá, mantita y televisor, pero difícilmente para reverdecer los laureles de un género que navega en el mar de la estulticia.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.