Amor en su punto: para no repetir plato

Amor en su punto: para no repetir plato

Rating: ★★☆☆☆ 

Dicen que también se conquista por el estómago y desde luego lo culinario también conquista al espectador cinematográfico. Para muestra, varios botones: Como agua para chocolate, Ratatouille, Chocolat, Sin reservas o en nuestro país Bon Appétit, Fuera de carta o Dieta mediterránea, de Joaquín Oristrell, para quien Teresa de Pelegrí, codirectora de Amor en su punto junto a Dominic Harari, ha trabajado como guionista.

Amor en su punto no pretende ser más que lo que es: una sencilla comedia romántica con la cocina como fondo (poco explotado por otra parte) y por ende los recuerdos infantiles o las inquietudes personales en este caso. Rodada en Dublín y en inglés, sigue la sempiterna fórmula de chico conoce a chica en circunstancias especiales, surge el amor, surgen los problemas y… hasta ahí puedo leer aunque ya aviso que para bien o para mal todo va por los derroteros habituales, si bien en su favor hay cierto realismo al margen de lo romántico.

amor_en_su_punto_34646

Richard Coyle y Leonor Watling

Todo gira en torno a los protagonistas, interpretados por Leonor Watling y Richard Coyle. No se puede decir que su química pase a la historia pero mantienen el tipo como pareja y sobre todo el film se sostiene por la siempre espléndida actriz y cantante hispano-británica. No se puede decir lo mismo a título individual del inglés Richard Coyle, poco creíble no ya como experto culinario sino como alguien que puede enamorar a una mujer como Leonor.

Amor en su punto se deja ver durante todo el metraje pero para ser comedia apenas te hace esbozar alguna sonrisa. Las vicisitudes de pareja por momentos no se entienden aunque todo se base en la ilógica del amor y sus manías. Una película ligera, rodada con gusto al menos en su puesta en escena pero que no es probable que engrose las listas de las mejores comedias románticas de los últimos tiempos, ni siquiera dentro del subgénero culinario. Plato bien presentado pero insulso. Prefiero otros menús.

Lo mejor: su corta duración (84 minutos) y Leonor Watling.

Lo peor: Richard Coyle no es buena elección y ciertas inverosimilitudes.

Estreno: 9 de Mayo.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.