Ben-Hur: ¿era realmente necesario?

Ben-Hur: ¿era realmente necesario?

Rating: ★☆☆☆☆ 

ben-hur-jack-huston-morgan-freeman

Sí, aquí voy a ser clasista. Sí, ya sabemos que es época de reversionar clásicos, pero todo tiene su límite. Sí, reconozco que lo fácil es adherirse a la corriente general, dar el beneficio de la duda e intentar verlo con otros ojos, pero sí, reconozco que me daba igual lo que me fuera a encontrar, porque es uno de los pocos o muchos títulos históricos del cine que jamás, jamás, se deberían volver a tocar. La razón es simple: no sólo no lo vas a mejorar, ni siquiera igualar, sino que hay películas que tienen tal halo y tal perfección para la época que es ridículo perder tiempo, recursos, dinero y esfuerzo en ello. Y no lo digo sólo porque durante 38 años, hasta que llegó ‘Titanic’, ostentaba el récord de Oscars: 11. Eso es lo de menos, sobre todo porque precisamente un título como ‘Titanic’ también los tiene.

Poco voy a decir por tanto de esta versión nueva de ‘Ben-Hur’. Sí, ya sé que el film del 59 era a su vez una versión de la realizada en 1925, aún en la época muda, pero precisamente por ello aportaba no sólo el sonido, color y espectacularidad de la a punto de acabar pero vigente era dorada del cine. Y sí, ya supondréis y me diréis que en este «Ben-Hur 2.0» hay mayor espectacularidad, realismo y que sale Morgan Freeman, pero incluso así, jamás debería haberse rodado otra versión. Son ganas de empeñarse en quedar mal; son ganas de asegurarte una derrota segura. Y encima encargas el empeño a un director reputado con grandes títulos en su filmografía como ‘Wanted’ o ‘Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros’.

Pues eso: de todas formas, si se da la improbable e imperdonable casualidad de que no se ha visto el film protagonizado por Charlton Heston, te parecerá una peli entretenida, con todos los recursos tecnológicos actuales para recrearte y recrearse en la batalla naval y la carrera de cuadrigas, una de las escenas más famosas de la historia del cine. Al fin y al cabo la historia es la misma. Pero claro, te falta tal información, que es perdonable. Lo que no es perdonable es ir a ver este nuevo Ben-Hur si antes has disfrutado de la obra de William Wyler. Hay obras de la historia del cine que por muchos dólares, efectos de cámara, visuales y terabytes que metas, ni siquiera te acercarás, y menos aún si comparas a estos nuevos protagonistas con los anteriores, defendiendo diálogos ridículos y manidos. Ahí ya no vale la pena teclear más, y más con las dos horas y media ya perdidas en su visionado.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.