Chronicle: Un gran poder no conlleva una gran responsabilidad

Chronicle: Un gran poder no conlleva una gran responsabilidad

Rating: ★★★★☆ 

Han sido muchos los acercamientos que se han hecho al género de los superhéroes desde un enfoque realista, tal vez el más acertado hasta la fecha ha sido Kick-Ass (2010) la adaptación del tebeo del guionista de moda Mark Millar o la serie británica Misfits (2009). En esta ocasión Max Landis -el hijo del mítico John Landis- y el director novel Josh Trank nos traen la versión definitiva, y para contarlo se han servido del found footage.

Tres jóvenes se ven expuestos a una misteriosa sustancia en el bosque, y como resultado, empiezan a desarrollar increíbles poderes. Trabajarán juntos como diversión para pulir sus habilidades, hasta que una serie de problemas personales los empezarán a poner unos contra otros.

Mucho secretismo se ha llevado respecto al guión de la película, como ya pasó con Monstruoso (2008) -película con la que comparte similitudes-, hasta la fecha se han podido ver un par de teasers y cuatro líneas del argumento, cosa que ha caldeado la red. Para los ansiosos diré que aguanta el hype e incluso lo supera, y que cuanto menos sepáis mejor. Así que entenderé a los lectores que dejen de leer a partir de estas líneas.

Chronicle (2012) se sirve del found footage -como anteriormente hicieron El proyecto de la bruja de Blair (1999) o [Rec] (2007)– para contar como un grupo de adolescentes outsiders adquieren poderes de la noche a la mañana. De esta manera la película se divide en dos partes. La primera a medio camino entre un drama indie y Jackass (2002), ya que los chavales descubren sus poderes a base de bromas y gamberradas varias y la segunda parte se pone seria para discurrir entre el bien y el mal y las consecuencias de una mala decisión. Se podría decir que la película es la antítesis de la filosofía Spiderman, ¿Por qué un gran poder conlleva una gran responsabilidad? ¿Por qué hacer el bien con los poderes? Acabando con 20 minutos magistrales con ecos a Akira (1988).

Cierto es que la historia no cuenta demasiado y que podría haberla escrito Mark Millar sentado en el váter, pero hasta la fecha es sin duda el mejor tratamiento realista que se le ha dado a una historia de superhéroes, y es que la cámara en mano ayuda -aunque en el tercio final se le va de las manos-, y dónde series como Héroes (2006) o películas como Push (2009) han fracasado, Chronicle lo logra gracias a unos personajes elaborados con problemas de verdad y un planteamiento serio. Lo que hace cuestionarse si tal vez tener superpoderes no sea tan cool.

 

Lo mejor: Los 20 minutos finales son de infarto.

Lo peor: En ocasiones la cámara en mano entorpece la narración.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.