Cumbres borrascosas

Cumbres borrascosas

Cumbres Borrascosas nace siendo una obra literaria de Emily Brontë que fue publicada en 1847 por primera vez y fue en 1939 cuando Lawrence Olivier y Merle Oberon interpretaron la historia de amor imposible entre Catherine Earshaw y Hitchcliff con relevante éxito ( y que a dia de hoy sigue siendo de la mas sobresaliente ) bajo la batuta de William Wyler.

A partir de ahí, ha habido relecturas cinematográficas en cada década ( Desde películas hasta miniseries de televisión ) y en distintas nacionalidades. Destacan la adaptación de Luis Buñuel en 1957 y la de Peter Kominsky en 1992 con Ralph Fiennes y Juliette Binoche.

Las relecturas de los clásicos literarios son adaptaciones regidas por las tendencias del momento en el que se ruedan, donde también influye la evolución social. Ya no existe el clasicismo de la época de Wyler, de esta nueva versión mas independiente y minimalista se encarga la directora Andrea Arnold (51) ( ganadora de un oscar al mejor cortometraje por Wasp en 2003 y directora de Fish Tank (2009) y Red Road (2006) ), a las que muchos consideran alumna del director Ken Loach (76) por el contenido social de sus películas.

Cumbres Borrascosas (2011) es una versión naturalista ya que se recrea en la belleza del paisaje para evocar o reforzar los sentimientos de los personajes, bucólica, porque posee una gran poesía visual mas que carga literaria. y con un viaje introspectivo de los sentimientos de los personajes ya que, el film, carece casi de dialogo, se comunican con la mirada, con gestos con acciones, por unos actores casi noveles que plasman a la perfección la desgarradora historia. Solo cuenta con dos localizaciones muy bien explotadas, la residencia de los Earnshaw, que se va degradando a medida que se degrada la situación de la familia y la residencia de los Linton, los vecinos. El resto de la historia esta retratada en los alrededores, destacando un lodazal donde transcurre un momento álgido de la película. La película tampoco posee de banda sonora, solamente los efectos de sonido que acompañan a las localizaciones, mayormente efectos de vientos y lluvia.

A toda esa parte buena se le contrasta una cierta tediosidad que se empieza a hacer aparente a medida que transcurre el film. Todo lo minimalista y naturalista del film se le vuelve en su contra y ayuda que el ritmo de la historia baje.

Aun así estamos ante una de las mejores revisiones de la obra. Ya que elimina el clasicismo para dar un giro de torna y dar paso a la expresión contemporánea de la cámara en mano, del toque Malick, poesía visual pero sin su dialogo interior.

 

LO MEJOR:  La perfecta evocación de la época y las sensaciones.

LO PEOR:  Que no se vea mas allá de las carencias.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.