El llanero solitario

El llanero solitario

Rating: ★★★☆☆ 

Gore Verbinski strikes again. El que fue director de la gallina (demasiado estrujada) de los huevos de oro de Disney, Piratas del Caribe, vuelve con los mismos a tratar de hacer lo mismo: encontrar una nueva gallina.

El llanero solitario, por no andarme con rodeos, se hace algo larga. Pero no por su duración (de cerca 150 minutos) sino por la extraña sensación que tienes en todo momento de que los protagonistas vagan por la pantalla como pollo sin cabeza. Van de un lado a otro, repitiendo situaciones y encarándose los mismos una y otra vez, ahora para aquí, ahora para allá.

Bien es cierto, que pese a notar que te están dando minutos de relleno, la película es bastante entretenida, y allí es donde entra el (ya al borde de la saturación) personaje que interpreta Johnny Depp. Porque Johnny Depp se autoplagia hasta el punto en que conoces todos sus tics antes de que sucedan. Sus movimiento de loco y sus extrañeces ya las tenemos muy vistas. Sin embargo a ratos, sus idioteces y tonterias son las que aguantan la película generándote una sonrisa.

Pero eso no es lo que hemos comprado. Yo voy al cine a ver El llanero solitario para vivir aventuras, situaciones imposibles y rocambolescas y rescates increibles. Para ver una y otra vez la silueta del impresionante Monument Valley (Arizona) ya tenemos decenas de películas del oeste.

Y es que El llanero solitario explota todo aquello que queríamos ver en sus ultimos 20 minutos, al son de la magnífica música de Rossini, que tan asociada teníamos a las aventuras del ranger enmascarado mientras cavalgaba su cavallo Silver.

Ay! si la película hubiese tenido tres o cuatro escenas más como estos últimos 20 minutos… Trenes sin control, cavallos haciendo saltos imposibles, tiroteos a varias bandas, disparos milagrosos, bailes coreográficos al borde del abismo… Pero no. El llanero solitario te dejará un buen sabor de boca por mostrarte la traca segundos antes de levantarte de la silla del cine, pero no por ello te dejará satisfecho, pues como ya pasó con la tercera entrega de Los piratas del Caribe pagas un alargado precio en minutos por ello.

En fin, una ocasión perdida pero dejando claro que cosas peores se han visto, y si lo que quieres es pasar un rato entretenido esta puede ser una buena elección.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.