Han Solo: pese a todo, una Hª de Star Wars
Rating 66
Metacritic 62
Rotten Tomatoes 64

Lo que era un galaxia muy muy lejana, cada vez la tenemos a tocar más cerca, es decir, una película anual. Por una lado tenemos el Star Wars canon, la trama principal creada por George Lucas, y por el otro los spinoffs y presecuelas del universo expandido que seguirán los criterios creativos-financieros de Disney. Y ..

Resumen 64 buena

Han Solo: pese a todo, una Hª de Star Wars

Lo que era un galaxia muy muy lejana, cada vez la tenemos a tocar más cerca, es decir, una película anual. Por una lado tenemos el Star Wars canon, la trama principal creada por George Lucas, y por el otro los spinoffs y presecuelas del universo expandido que seguirán los criterios creativos-financieros de Disney. Y remarco el término creativo-financiero porque dependiendo de la taquilla Solo tendrá compañía.

El primer spinoff de la saga fue Rogue One (2016),  donde poco nos importaban unos personajes muy planos y que a la postre no tendrían continuidad, en cambio con  Han Solo: Una Hª de Star Wars (2018) el script de los personajes me ha parecido de lo mejor, y es que el casting, visto lo visto (acabo de volver por segunda vez del cine) ha sido el primer acierto. Quién es Han Solo, cómo conoce a Chewbacca, cómo desean y consiguen el flamante y nuevecito Halcón Milenario. La construcción de los personajes gracias al guión literario nos explica al fan clásico por qué Han Solo es un cínico descreído con un desamor que arrastra a lo Rick de Casablanca (1942), por qué Chewbacca es casi su hermano de sangre, por qué el joven Lando Carlrissian (espectacular Donald Glover) es más granuja que todos los contrabandistas juntos de la cantina de Mos Eisley. Y aunque es una película coral, nuestro protagonista es el joven Han Solo interpretado y dirigido a la perfección: los gestos, las muecas, las respuestas cual nuestro icónico Harrison Ford hecho joven. ¿Os imagináis una película de Han Solo con un personaje que no tuviera nada que ver con el clásico?. Es la piedra de toque, por muy buen guión, por mucho corta y pega de Ron Howard, director salvador (luego lo contamos), la interpretación de Alden Ehrenreich es perfecta.

El segundo argumento a favor es cómo lo conectan todo con el universo canon con un guión suficientemente sólido como para no echar de menos todo el universo de la fuerza donde se sustenta la saga de clásica. Y es que a diferencia de Rogue One (2016) donde los actores estaban al servicio de la acción, aquí los actores se sirven así mismos. Ahí es donde aparece la mano que da continuidad al canon de George Lucas, el guionista Lawrence Kasdan (Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back (1980), Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi (1983). Recuerdo cuando esperábamos la primera película de Disney Star Wars: Episode VII – The Force Awakens, lo tórpemente interrelacionados los clásicos personajes con los nuevos ( y no comentaremos la burda muerte de Han Solo). Ahora ya por fin, podemos ver a un Chewbacca que no es un comparsa, por fin sabemos de Lando, y por fin entendemos por qué Solo va de canalla pero es un «good guy» como le dice Emilia Clarke, nuestra mother of the dragons de Game of Thrones. Otro elemento fundamental era tener a un antagonista de peso, aquí no teníamos ningún personaje clásico en el reverso de la fuerza, por lo que el papelón de Paul Bettany con su lado physco a lo Manhunt: Unabomber (os recomiendo la miniserie en Netflix) era fundamental para nivelar la balanza dramática de la historia.

Star Wars se creó contra viento y marea, en unos años 70 donde al ciencia ficción seguía siendo un producto de serial televisivo y poco más, George Lucas (ahora que me estoy leyendo su biografía por Brian Jay Jones) luchó contra los elementos porque creía en su idea, hasta en el rodaje todo fueron problemas técnicos y de actores «que no lo veían», pero él persistió. Han Solo: Una Historia de Star Wars (2018) tiene ese mismo germen. Disney rescindía el contrato a media película por discrepancias creativas con los directores Phil Lord y Chris Miller. Al recate vino Ron Howard, director con oficio que nos hizo disfrutar en los 80’s con dos joyas como fue Willow (1988) y Coccon (1985) pero si os tengo que recomendar dos películas actuales me quedo con la soberbia (y eso que no soy fan de la F1) de Rush (20013) y Frost/Nixon (2008). Volver a rodar escenas, cambiar el montaje y una de mis dudas sobre lo que yo considero el talón de Aquiles de este film: la partitura de John Powell, compositor británico de films de animación, que ha hecho un flaco favor a la saga. Desde el minuto uno, ves que la narración visual va por un lado y la música por otro. Es un desastre  absoluto y una pena porque las secuencias de acción se ven resentidas de una manera inmerecida, luego las transiciones de las escenas de acción a las íntimas son tan bruscas como el montaje…es una asintonía total que solo remonta el vuelo cuando suenan los leitmotifs clásicos de John Williams.

Solo :A Star Wars Story es una película que respeta y amplia el universo canónico, que nos deja más de una sonrisa con muchas interpretaciones geniales y aunque no saltará al hiperespacio, para nada es la decepción que muchos vaticinaban, es ,simplemente…una historia de Star Wars y eso, todavía, es más que suficiente.

 

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

2 Comentarios

  1. Max Rebo 1 Junio, 2018
    Responder

    De acuerdo casi en todo con la crítica del eminente Captain, menos en lo de la «burda muerte..». Lo mejor es el tono y la dinámica de los personajes, y sobretodo los fundamentos del protagonista. Lo peor, para mí, lo poco inspirada que es visualmente en líneas generales. Seguramente tiene mucho que ver con lo que comenta de los cambios de directores. Al final, queda en una peli disfrutable pero menor.

  2. sr. Lobo 25 Junio, 2018
    Responder

    En una escala del 1 al 10 de frikismo sobre el Universo Star Wars le pondría un 9,9, por lo prolijo de sus explicaciones. Te lo compro prácticamente todo, pero veo el argumento de la película más a atar cabos, algo que hace magníficamente, antes que a inventar una nueva historia (claro que ésto es imposible porque lo que viene ya lo conocemos…) es el eterno dilema de la precuela (!), cómo sorprender y a la vez ser creíble

    Respecto a Solo… pues me alegro que te gustara pero, la sombra de Harrison es muy alargada… tanto que se hacía difícil no hacerlo de menos, como ir al peluquero de toda la vida y descubrir que ahora es un chino.

    Una película totalmente contemporánea, además.

    Anyway, lo mejor ‘all about you’

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.