Independence Day 2: Emmerich (más) desatado

Independence Day 2: Emmerich (más) desatado

Rating: ★★☆☆☆ 

Se ha hecho de rogar aunque estaba cantado. Han pasado veinte años, tanto en lo real como en lo, por cierto, delirantemente imaginado de la secuela de Independence Day. Qué lejano parece 1996. Qué nostalgia de un título tan recordado (por lo mucho bueno y lo algo malo). Estamos en 2016 y hay que decir con pena que 20 años sí es mucho. Quizá la humanidad sí ha aprovechado el conocimiento alienígena para avanzar tecnológicamente pero sólo en eso, porque (esta vez sí o quizá esta vez también) deseas por momentos que ganen los invasores galácticos. Lo peor (o lo mejor, si saben rectificar) es que puede cerrarse una trilogía, a pesar de que se asegura lo contrario. La última frase del Dr. Okun (sí, estaba vivo) es muy reveladora.

Independence Day 2: Contraataque: ya el subtítulo explica todo el argumento, sin más. Sigue la fórmula tan de blockbuster del ‘bigger, harder, faster’, y por supuesto tan de Roland Emmerich. Lo que haga falta para superarse a si mismo en efectos especiales, destrucción y acción. Lo malo es que siempre tiende a descuidar el guión y los personajes, construyendo en ambos casos algo tan pueril como artificioso e inverosímil. Vale que estamos ante un entretenimiento puro y duro; vale que no pretende reflexión alguna sobre las posibilidades y consecuencias de una invasión exterior; vale que hay que permitirse licencias, sobre todo teniendo en cuenta que, puestos a superarse, pues pongamos una nave del tamaño de la Luna y posada sobre la Tierra. Ya sabemos que las leyes físicas y termodinámicas las tomaremos a nuestro criterio, pero todo tiene un límite. Bueno, no, Emmerich no lo tiene.

Independence-Day-2-Trailer-Resurgence

Viendo el resultado de los 120 minutos de metraje (casi media hora menos que su predecesora, bien ahí), es seguro que Will Smith no se haya arrepentido de decir no a volver a protagonizarla. El resto sí repiten, más los crecidos bajo la ‘posguerra alien’ y que lógicamente están llamados a ser los nuevos héroes, sin sufrir un rasguño mientras mueren a decenas de millones en el planeta, eso sí, de manera aséptica porque no veremos escena alguna de sangre. Todo para no distraer lo fundamental: mucha grandilocuencia, patriotismo y exaltación de los «mejores» valores.

Pero seguramente la principal carencia del film a otros devoradores de blockbusters o fans incondicionales del director alemán les puede parecer la principal virtud: volver a ofrecer lo mismo pero amplificado. Las mismas premisas, las mismas luchas, los mismos ribetes mentalistas, las mismas frases tan manidas como absurdas, las mismas gestas inverosímiles y multiculturalidad cogida con alfileres. Pero la raza humana es así, capaz de derrotar por segunda vez a otro aún más poderoso ataque alienígena con unos cuantos cazas y un «plan genial» más, y por supuesto, todo como siempre al límite de la campana. Tan excitado acaba Emmerich que se acaba gustando con «autoguiños» godzilianos.

Independence Day 2: Contraataque es una vuelta de tuerca más del director alemán y otro título más que desaprovecha los medios al alcance, limitándose a empatar el partido y seguir ganando la liga del espectador poco exigente o adicto a la destrucción y a la explosión sin aditivos de guión ni matices actorales. Pura América dirigida con puño de hierro teutona.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.