Jurassic World: El mundo perdido

Jurassic World: El mundo perdido

Para una generación entera, los primeros dinosaurios que vimos en pantalla grande fueron los de Jurassic Park (1993) de Steven Spielberg. Fue toda una experiencia, no fueron necesarias las dichosas gafas 3D, tan sólo la maestría del genio de Tiburón (1975), del genio de E.T. (1982) , del genio de La Lista de Schindler (1993). Era la época en la que lo digital andaba todavía a gatas y gracias a esas limitaciones, ocurrencias como el uso de planos detalles de los ojos del dinosaurio, mezclar animatrónics con lo digital, le confirió a la primigenia de la saga su mejor baza.

Steven Spielberg aplicó el modelo que tan buenos resultados le dio en Tiburón (1975), mostrar a la criatura lo mínimo necesario hasta llegar al clímax de la trama. El ritmo conferido, el montaje y la BSO, de John Williams, fueron fundamental para contrarrestar el flojo guión de una historia sencilla pero no infantil, una trama que tiene secuencias realmente de género de terror. Esa valentía por no ceñirse a los cánones de la Universal, es algo que ahora con perspectiva, y viendo cómo evolucionan ciertos géneros made in Hollywood le agradezco de todo corazón a su director.

Sigo pensando que no hay mejor crítico cinematográfico que el paso del tiempo, gracias a él hemos recuperado: Freaks (1932), Ciudadano Kane (1941), La Noche del Cazador (1955) o mi maravillosa Blade Runner (1982). Con el paso del tiempo hay películas que envejecen, a veces nos olvidamos, que a la par de los ojos del que la mira. Superar ahora las expectativas con un remake/reboot con esta cuarta entrega Jurassic World (2015) a priori es complicado pero no imposible. El ejemplo más reciente y más elocuente es esa intensa y desbordante locura: Mad Max: Furia en la Carretera (2015). Un deleite total de los sentidos, sin el protagonista Mel Gibson (tristemente vetado por una industria politizada) pero que ha contado con el mismo director, George Miller, para volver a rodar por el desierto a la vieja usanza (el 80% rodado en analógico).

Como le digo a mi compañera, más joven que yo, lo vintage vuelve, lo analógico combinado con lo digital está resultando un #perfectcombo…que se lo digan a Mad Max. Estamos en un momento de creatividad cimentado en la fusión: la cocina globalizada, los intergéneros en la literatura…pero también, soy consciente que el mercado exprime todo lo que fue un valor, todo lo que es un icono y que maleduca a un nuevo individuo, el consumidor líquido de Bauman. Somos más rápidos y más insaciables; más trapillos y cachivaches que vender en un Flea Market parecen ser el leitmotive de nuestras vidas. Ya no tenemos tiempo para cansarnos, porque hasta las ideas nos caducan a la velocidad de un tweet.

Jurassic World es un intento por relanzar una saga de películas que fueron a peor.  Es el momento de volver al mundo perdido y exprimir la figura del dinosaurio, auténtico reclamo para los peques. Es un film que se deja ver, te lleva por fin al parque temático, os aconsejo visitar la web visita Jurassic World, toda una experiencia transmedia. Pero va de más a menos, los últimos 20′ se les va de la mano y todo deja de tener sentido. Dinosaurios ahora amigos, ahora enemigos, macho alfa, sí, macho alfa ahora no.

Podemos exigirle más a esta saga, mucho más, porque precisamente los que ya tenemos una edad, los que ya llevamos el recuerdo emocional bien anclado en la amígdala, no deberíamos dejar que comercializaran con ese recuerdo…porque ese recuerdo es sólido.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.