La cumbre escarlata: terror clásico y moderno

La cumbre escarlata: terror clásico y moderno

Rating: ★★★½☆ 

«Los fantasmas existen. Existen de verdad.» El prólogo y el epílogo narrado por la protagonista, tan atractivo como turbador, bello marco para esta obra de corte clásico, resume el estilo y propósito de ‘La cumbre escarlata’ (‘Crimson Peak’). Suspense y terror clásico pero de toques modernos, usa los modos y maneras tradicionales del género (fantasmas, sangre, asesinato, casa encantada, pasados traumáticos), y está ambientada en la época por excelencia del género, la decimonónica. Entre una América que se abre al progreso y a los negocios y una Europa que se ve como lánguida y afectada, anticuada y anquilosada, surge sin dificultad la versión masculina de ‘la viuda negra’ como salvación a su futuro y perpetuación de una saga teñida de sangre, mezclada además con un subsuelo de arcilla roja, metáfora de lo endeble y terrorífico del pasado y a la vez materia prima para un futuro mejor aunque igualmente teñido de locura. Las entrañas de una casa podrida como reflejo de unas almas aún más degeneradas.

trailer-de-la-cumbre-escarlata-dirigida-por-guillermo-del-toro-original

En ‘La cumbre escarlata’,  como ocurrió con la anterior película de Guillermo del Toro, controla la dirección, el guión y la producción, por lo que su impronta se nota en cada fotograma: puesta en escena impactante y gótica, mezcla del suspense clásico con el toque casi gore más moderno, personajes intensos, escenas contundentes. La típica historia de matrimonio por interés, de oscuro pasado familiar y terrorífico secreto, lo mezcla con su toque para deleite de sus fans y no tanto para los menos entusiastas con su estilo. Lo que sí trata de forma «distinta» es el concepto de fantasma, más cerca del de monstruo que de ente etéreo. Las almas en pena en esta película se alejan del trato clásico para acercarlo totalmente a los gustos y modos del director mexicano, con la consiguiente división de opiniones que provocarán.

‘La cumbre escarlata’, título con trasunto romántico pero que es más bien descriptivo, transcurre entre diferentes picos y depresiones. La excesivamente larga introducción, más propia de folletín romántico aunque sepamos que no van por ahí los tiros, nos lleva por fin a un nudo al más puro estilo del Toro y del género, para llegar a un final previsible pero realmente efectivo y poderoso. Lo que sí mantiene intacto es su gran diseño de producción y ambientación y unos personajes tan bien perfilados como interpretados, sobre todo el de Jessica Chastain.

Un buen, en definitiva, ejemplo del género con el toque personal pero sin mayores riesgos del director mexicano. Una acertada mezcla del suspense y terror clásico, toques de la Hammer y aderezos de lo más actuales. La típica película que nada más encenderse las luces te parece mejor película que tras pasar las horas claves posteriores de «prueba del algodón», pero que te deja el buen sabor de boca exigible a tales propuestas. Los fantasmas igual no existen pero qué ganas siempre de que nos asusten tanto como para creer en ellos firmemente.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.