La montaña entre nosotros: clasicismo sin fuerza
Rating 46
Metacritic 48
Rotten Tomatoes 52

  Hany Abu-Assad es el enésimo ejemplo de director de cinematografía exótica que ganó u optó a Oscar y que Hollywood le ficha para dar ese toque diferente, esa mirada especial a un relato tantas veces tratado y usado en el cine. A veces la idea ha sido buena y ha enriquecido el producto; a ..

Summary 48.7 normal

La montaña entre nosotros: clasicismo sin fuerza

Fotogramas de ‘La montaña entre nosotros’

 

Hany Abu-Assad es el enésimo ejemplo de director de cinematografía exótica que ganó u optó a Oscar y que Hollywood le ficha para dar ese toque diferente, esa mirada especial a un relato tantas veces tratado y usado en el cine. A veces la idea ha sido buena y ha enriquecido el producto; a veces todo lo contrario; y a veces ni frío ni calor. Pues en este último caso se enmarca ‘La montaña entre nosotros’ (‘The Mountain Between Us’).

La película no aburre, ni chirría, ni tiene peros formales o subjetivos siquiera, pero es otro ejemplo de posible telefilm de sobremesa pero de gran presupuesto y con estrellas de protagonistas. Y he aquí la tabla de salvación: la gran química entre Idris Elba y Kate Winslet, entre dos actorazos de esos que llenan de por sí la pantalla e irradian carisma y que en este caso además se complementan a la perfección para mantener con dignidad un film que de otro modo hubiera sido de lo más anodino, manido y plano.

‘La montaña entre nosotros’ no deja de ser otro drama de aventuras romántico, una mezcla tan eficaz para que te toque la fibra, pero también se corre el riesgo de pasar sin pena ni gloria ante un planteamiento y desarrollo tan repetido en la historia del cine, en el clásico y sobre todo en el de los años 90, en el que se refleja sin complejos. La lucha por la supervivencia y el amor, el amor que surge a raíz de la supervivencia, da igual el orden de factores o su relación. Queda para el espectador ese debate, así como los golpes de destino y las experiencias límite que te cambian la vida y ponen patas arriba una vida que ya estaba encarrilada en un sentido y con una persona, relativizando lo que es el amor y la vida que nos gusta o creemos que nos gusta.

Son reflexiones profundas pero, ojo, la película tampoco pretende centrarse en eso que plantea, sino que va a lo fácil: una música y fotografía eficaz, una dirección de manual y una apuesta total por los dos protagonistas, como no podía ser de otra manera ante su periplo. Al final se lo curran, acabas interesado por lo que les pasa (tampoco mucho a lo largo del film o al menos nada inesperado) y esperando que todo acabe bien (ahí me callo, obviamente). Es decir, cine clásico en 2017 pero con todo ya inventado y clonado. La película de Hany Abu-Assad será un clon más, con difícil recuerdo para bien pero también para mal.

Related posts

Todo el dinero del mundo: familia y avaricia

Todo el dinero del mundo: familia y avaricia

Cada estreno de Ridley Scott es siempre un acontecimiento, a pesar de las a veces decepciones que nos ha brindado. No pasa nada. Es ya más que un director, una marca casi, con algunas obras maestras que le da crédito infinito. Sí es cierto que sus grandes películas rezuman sobre todo estilo...

Black Panther

Black Panther

Marvel hace pelis de super héroes como churros, con tanta práctica, ha dado con una fórmula muy convincente! En mi opinión está trayendo su universo de comics al mundo del cine de una manera magistral. Aún así os debo confesar que esta peli no me motivaba mucho. La pantera negra es un...

Leave a comment

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.