Let the right one in. Bra, nej mycket bra.

Let the right one in 3/511:15 de la noche. Tras levantarnos a las 7, trabajar, comer en el coche, aparcar en Sitges, hacer cola para el maquillaje zombie, maquillarnos, hacer el zombie un par de horas, cenar, cruzarnos Sitges andando y formar parte de una kilométrica cola, entramos al auditorio a ver Let the right one in, rezando con todas nuestras fuerzas que película vampiro-romántica sueca que le gusta a la crítica, por una sola vez no quiera decir película lenta.

Ni rezos ni nada. Película lenta.

Aviso al consumidor: Película lenta NO quiere decir película mala. En mi caso suele coincidir, en la de los críticos suele ser lo contrario, pero hay excepciones, y Let the right one in es una. Con matices.

Quién iba a decir que una película sueca sobre vampiros se llevara los aplausos de la crítica, prácticamente unánimemente. Ambientada en un típico barrio residencial sueco, cercano a Estocolmo (puedo dar fe que es típico, mis 6 meses allí viviendo lo corroboran) y nevado hasta los topes, explica la relación de un niño maltratado en el colegio con su nueva vecina, una chica muy extraña con ciertos gustos sangrientos.

La película muestra de una manera muy melódica y bonita el amor imposible, el sufrimiento de unos y otros y las consecuencias de esos sufrimientos. Con un ritmo pausado se desarrolla la historia, no muy extensa y algo justa para las casi dos horas que dura la proyección.

La dirección es impecable, no tiene altibajos y mantiene el interés.

Sin embargo, el hecho de no tener altibajos y un ritmo pausado, invita pese a su interés a la somnolencia. Puedo verificar que si te hechas una cabezadita de 5 minutos, o tienes muy mala suerte o no te pierdes nada.

Resumiendo, a la espera de su nueva versión americana, a la que sin duda dotarán de mucho más ritmo, sustos innecesarios y mucha mas sangre y espectacularidad, Let the right one in es uno de esos largometrajes que a los críticos seduce y al espectador de a pie, o le encanta (en el caso de ir predispuesto) o satisface (en el caso de ir predispuesto pero tras haber trabajado todo el día) o aburre (en el caso de que no te gusten las extrañas historias de amor).

3 estrellas de la muerte a una película que puede que merezca más, dependiendo del día en que la ves.

Sin duda, una nueva visión sobre un tema ya muy trillado.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...