Lo dejo cuando quiera

Lo dejo cuando quiera

Película española dirigida por Carlos Therón y estrenada en 2019. Está protagonizada por David Verdaguer, Ernesto Sevilla, Carlos Santos, Miren Ibarguren, Cristina Castaño y Amaia Salamanca.

Cabe decir que entré con recelos a ver la película. No soy precisamente un amante del cine de comedia y mi percepción es que las comedias españolas han seguido en los últimos años un mismo patrón, repitiendo los mismos esquemas. Por esa razón no suelo ir al cine a ver comedia, pero por circunstancias de la vida acabé viendo esta película.

Desconozco si se debe a mis faltas de expectativas o que realmente es una buena comedia, pero hacía tiempo que no me reía tanto en un cine. Al principio de la película hay una escena que puede verse en el tráiler a trozos, cuando los protagonistas descubren los efectos de la droga que ha creado uno de ellos, en la que se alcanza el techo. Cuando la vi me dije que la película no iba a superar ese nivel y efectivamente fue así, pero tampoco decae demasiado.

En definitiva es una comedia que cumple con su cometido e intenta aportar personajes nuevos a los que tradicionalmente se presentan en las comedias españolas. El argumento si bien no es especialmente innovador sí que es algo distinto a lo que llevamos tiempo viendo.

La película sirve de crítica de determinados problemas que invaden nuestra sociedad como son la precaria situación de algunas universidades públicas, la aficción de los jóvenes a determinadas drogas tóxicas, el empleo sumergido, trabajos por debajo del nivel de cualificación, etc… Los protagonistas tras años de hacer lo que la sociedad les ha demandado con la  promesa de que ello les llevaría al éxito profesional, se decantan por hacer lo que la sociedad condena, e irónicamente es lo que les lleva tanto al éxito profesional como al social.

Y es que los protagonistas se esfuerzan por seguir las modas actuales de la sociedad actual de «salir de tu zona de confort» para poder alcanzar el éxito, pero quizás se toman demasiado literal esa expresión. 

En general todos los actores que intervienen en la obra hacen un buen trabajo y todos tienen algún momento en el que te sacan alguna risa. Quizás el personaje que menos destaca sea el interpretado por Amaia Salamanca, creo que es el personaje más plano de la película. Si con el resto de personajes es muy fácil encariñarse enseguida, éste es el único con el que no.

En definitiva, una película perfecta para ir al cine y pasarte unas horas riéndote y luego seguir riendo cuando las recuerdas. Vamos, lo que buscamos en toda comedia.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.