Los Guardianes de la Galaxia: puro entretenimiento

Los Guardianes de la Galaxia: puro entretenimiento

Rating: ★★★★☆ 

Da gusto salir del cine pleno de satisfacción y recordando (buena señal siempre) momentos de una película, en este caso por su grado de entretenimiento y buen hacer. El universo Marvel sigue en plena forma en su formato cinematográfico y con esta película adquiere más que nunca sentido lo de universo, porque nos situamos precisamente allí, lejos en el espacio-tiempo de las aventuras de los superhéroes “terrestres”; nos situamos en un mundo alejado pero igualmente reconocible que creó Arnold Drake en 1969 y que está condenado a encontrarse con el universo paralelo del resto de superhéroes.

La Tierra es lo que abandonó el protagonista, Peter Quill, abducido de niño por una nave extraterrestre en los 80 inmediatamente después de perder a su madre, arranque poderoso de la película para no perder ya en ningún momento el pulso, interés y fuerza. Su vida en el “nuevo universo” no le impide llevarse consigo sus recuerdos y carácter ochentero y sobre todo sus walkman con los que, ya de adulto y como cazarrecompensas, pone banda sonora a sus aventuras y de paso nos la pone a nosotros, deleitándonos con grandes clásicos del siglo XX y proporcionando una gran sensación escuchándolos entre ambientes futuristas y duelos espaciales.

En una de esas aventuras se topa con una esfera que contiene la llave para el control de la galaxia y que el villano Ronan quiere para sí. En su captura se encontrará con los que a la postre serán sus compañeros: el mapache parlanchín Rocket y su socio arbóreo Groot, la alienígena Gamora y el fortachón con sed de venganza Drax. Sus iniciales diferencias se van tornando en alianza y amistad y juntos lucharán contra Ronan y Thanos para librar de la destrucción al planeta Xandar y por extensión a la galaxia.

maxresdefault

La línea argumental es simple pero no cojea gracias a la acierto total del resto de elementos: los actores están espléndidos y parecen todos nacidos para interpretar esos papeles, haciéndote enseguida partícipe de sus aventuras y empatizando con ellos, empezando por el mapache al que pone voz Bradley Cooper y terminando por un sorprendente ex luchador de Pressing Catch Dave Bautista como Drax. El ritmo y los efectos son inmejorables, con batallas a lo Guerra de las Galaxias, peleas logradas y situaciones y diálogos frescos.

Los Guardianes de la Galaxia se presentan como una saga marveliana con entidad propia y que anuncia, en un epílogo no mostrado aún pero que irá incluido en su exhibición (no salir del cine por tanto hasta que enciendan las luces), próximas entregas uniendo como no podía ser de otra forma y como ocurriera en los cómics a ambos universos para poder disfrutar como ya se ha anunciado de un crossover con Los Vengadores. El director y guionista, James Gunn, se nota que ha disfrutado de lo lindo con éste su tercer largo tras Slither y Super (en Movie 43 también dirigía un fragmento) y lo contagia al espectador desde el primer fotograma.

Para los cómic-adictos y seguidores de la Marvel es un gustazo ver plasmado en película esta saga pero lo más meritorio es que para cualquier público supone un film de obligado visionado por su frescura, golpes de humor, entretenimiento, valores que expresa y buen rollo general. Pura aventura, puro entretenimiento pero también puro cine que aúna perfectamente el blockbuster al uso, los guiños de cine de aventuras y fantasía de los 80, la conjunción venidera con el resto del universo marveliano y el no desdeñado ni desdeñable estudio de personajes y sus motivaciones, siempre tan humanas, como la ira, el dolor, la venganza, la compasión, el compañerismo, el sacrificio, la dignidad o la esperanza. Tras salir del cine sólo deseas la continuación lo antes posible. El espectáculo continúa. La Marvel sigue en forma.

Lo mejor: casi todo, conjunción perfecta entre acción, humor, efectos y total complicidad entre los actores.

Lo peor: sólo se echa en falta un argumento algo más complejo, aunque no lastra el conjunto.

Estreno: 15 de Agosto.

 

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.