Los ojos de Julia

Julia (Belén Rueda) recibe la noticia inesperada de la muerte de su hermana Sara. Todos los indicios apuntan a que se trata claramente de un suicidio, pero a Julia se le hace imposible creer que su hermana haya sido capaz de quitarse la vida, y está segura de que algo se esconde tras su muerte. Así, empieza a investigar la vida de Sara, a quien no veía desde hacía meses.

Además a Julia le persigue una misteriosa amenaza, que al parecer, tan sólo ella puede percibir. Así, ni su marido, ni la policía consiguen ayudarla, y es ella sola quien tiene que dar con la verdad de la muerte de Sara. Para más inri, Julia lleva el peso de sufrir una grave enfermedad degenerativa que, al igual que su hermana, le provocará la pérdida progresiva de la visión.

En el 2007 de la mano de Juan Antonio Bayona, llegaba “El Orfanato”, que contaba con la producción de Guillermo del Toro y con Belén Rueda como principal protagonista. Ahora, el 29 de octubre, llega a los cines españoles: Los Ojos de Julia, con mismo productor y misma protagonista; y esta vez dirigida por Guillem Morales.

Si ya quedaba claro en el 2007, con REC y El Orfanato, que en el género de terror, el cine español llegaba dando pasos agigantados, y cada vez iba dando más que hablar. Tres años después, este género en España, ha conseguido su merecido reconocimiento, posicionándose de forma bastante considerable en esto del séptimo arte. Un claro ejemplo de ello, es la película que nos ha ofrecido Guillem Morales.

Los Ojos de Julia es una película…que hay que ver, sin más. Y no lo digo porque yo sea una defensora acérrima del cine español, simplemente es porque merece la pena. Y todos sabemos que cuando algo merece la pena, hay que hacerlo. Los parámetros técnicos de la película son bastante, pero que, bastante buenos. Los planos están perfectamente elegidos. Y ni que decir tiene, que la cámara subjetiva que utiliza es todo un puntazo. Y digo esto, aún sabiendo, que si se trata de una película, en la que la protagonista se va quedando ciega poco a poco, este tipo de cámara estaba clarísimo que iba a ser utilizada. Pero los momentos puntuales en los que la usa, acompañados de una increíble interpretación de Belén Rueda, hace que pensemos por momentos, que somos nosotros mismos quienes estamos perdiendo la visión.

La música, creada por Fernando Velázquez, es realmente increíble. Así, la tensión de la película (que comienza desde el minuto uno), junto al terror psicológico, junto a la gran banda sonora que acompaña las acciones, todas ellas al mismo compás, crea escenas que te provocan verdadero estrés.

Pero, claro esto es una crítica, y como siempre, y como en todo, hay algún “pero”, y este es que el guión en algunas ocasiones, deja un poco que desear; pues es demasiado simplón y a veces incoherente, pero, oye, que un fallo lo tiene cualquiera.

Y ahora sí, detengámonos en uno de los puntos fuertes (por no decir el que más) del film, que es ni más ni menos que Belén Rueda. Si ya nos quedaba claro con el Orfanato, que este género, es lo suyo. Ahora con esta interpretación, simplemente se sale. Además, hay que dejar claro, que no es nada fácil, hacer en una misma película, el papel de loca, de paranoica, de alguien a quien una enfermedad degenerativa le va dejando ciega y un papel dramático. Porque por un momento me he creído que era una persona completamente desequilibrada, a punto de perder la visión. Y en una película, cuando el actor logra que los espectadores consigan ponerse en la piel del personaje y pasarlo mal con él, es que el trabajo está bastante bien hecho. Lo malo es que por muy bien que lo haga Belén Rueda, si sigue con películas de este tipo, va a terminar por encasillarse en este género, eso sí no lo ha hecho ya, (que creo que sí).

También hay que mencionar a Pablo Derqui, alguien que, en esto de actuar viene pisando fuerte. Con él, se masca el terror y la tragedia en varias escenas. Otro lunático que consigue que saltemos del asiento en más de una ocasión.
En definitiva, Guillem Morales ha conseguido que veamos la preciosa inmensidad del universo en Los Ojos de Julia.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.