Mi cata del 2018: las mejores cosechas

Mi cata del 2018: las mejores cosechas

Fotograma de Cold War, de Pawel Pawlikowski

2018 no pasará para servidor a la historia como una gran cosecha pero se ha compensado con un puñado de obras de arte que ha hecho subir el nivel general, si bien he de reconocer que algunas de las catalogadas obras maestras o cercanas en diferentes listas no las he catado aún: Sin amor, Burning, Ha nacido una estrella, Call me by your name, The Florida Project, El Reverendo

Se me hace complicado poner un ránking ya que algunas están al mismo nivel y no podría elegir entre papá y mamá, así que como el cine es de lo más subjetivo y mi lista lo es aún más lo dividiré por sensaciones:

De fuerte e intenso sabor

De las que permanecen en el paladar, te suben, te agarran y no te sueltan, entretenimiento no reñido con el mensaje y la calidad: el brutal fresco de la corrupción española en El Reino, de Rodrigo Sorogoyen; la adrenalínica nueva entrega y mejor de la saga de Misión: Imposible-Fallout, con un «humanizado» Tom Cruise; la crítica social y acción bien hilvanada en Viudas, de Steve McQueen; y, por supuesto, Vengadores: Infinity War, impacientes por el desenlace.

De sabor amaderado y duradero

La complejidad humana y el espíritu de superación en su máxima expresión en Tres anuncios a las afueras y Un lugar tranquilo, aportando nuevas ideas a géneros manidos como el thriller y el suspense.

Para paladares exigentes y lleno de matices

Tres joyas, dos de ellas estrenadas a finales del año y por tanto perfectas para dar alguna campanada en los Oscar: mi debilidad por Paul Thomas Anderson y Daniel Day Lewis se acrecienta en El hilo invisible, aun sin ser para mi ni la mejor película de Anderson ni la mejor interpretación de Day Lewis, pero es que partimos de un nivel… Y dos películas que no sólo tienen en común que son en blanco y negro, que se podrían haber rodado hace medio siglo, compedio de lo mejor y peor del ser humano, de la sencillez y complejidad de vidas marcadas por casualidades y causalidades. No es pedantería cinéfila, amigos. Las PELÍCULAS que se han marcado Alfonso Cuarón y Pawel Pawlikowski con Roma y Cold War son de órdago, ya clásicos sin el poso del tiempo. Vinos añejos sin proceso alguno.

Que los elementos sean propicios para una gran cosecha 2019.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.