Películas a reivindicar: Running Scared (La prueba del crimen)

Películas a reivindicar: Running Scared (La prueba del crimen)

Diciembre congelado. Niños afinando las gargantas cual castrati para la fiesta de Navidad del colegio. Familias convirtiendo en casas de alterne su hogar a base de luces del chino más cercano. Montserrat Caballé desencajando la boca a punto de disparar un rayo de fuego a Mothra. Una estrella se apaga en el paseo de la fama del cielo. Brian O’conner nos deja, Paul Walker se marcha.

Y como efecto secundario florecen los blogueros y críticos de pases de prensa gratis y mochila del Festival de Sitges a dar su insignificante opinión en las redes sociales: «que si era un actor limitado, que si sus películas eran para foreros de solocoches y consumidoras del Nuevo Vale». Y yo, asqueado por tanta palabra banal y pavoneo de baratillo, apenado por la notícia, busco en mi excesiva colección de películas su obra cumbre, su mejor actuación y su película a reivindicar.

RScared02

Como no podía ser de otra manera, Running Scared fue ninguneada por nuestro país a pesar de las buenas críticas, castigada al formato doméstico estrenándose con un año de retraso y mancillada por una comitiva de lumbreras que -con tal de dejar huella y tener un poco de protagonismo- le cambió el título por el que le salió de los nísperos. Así pues, el magnífico y muy apropiado Running Scared de la versión original se convierte en La prueba del crimen, título que relega una buena película a un telefilm de tarde de pereza y resaca de Jäggermeister.

La película empieza con un tiroteo rodado con la violencia del Tarantino de Amor a quemarropa (1993) -otra muesca de los illuminati de los títulos- y la chulería videoclipera de un Guy Ritchie puesto de anfetas. Una masacre entre la mafia italiana y unos policías. Un marrón para el protagonista que ha de esconder el arma en su casa familiar de New Jersey. En un arrebato de rabia, el hijo de la desestructurada familia rusa vecina del protagonista roba el arma del crimen y dispara a su padre maltratador. Asustado huye con la pistola y el bueno de Walker tiene que perseguirlo por el infierno de las calles para recuperar la pistola antes de que la mafia y la policía se entere.

A partir de ahí la película se convierte en un cuento sordido y muy “jarto” en que tanto el niño como Walker se encuentran con el infierno en la tierra, el mal, Sauron y su puta madre.

El director como si se tratara del propio Jigsaw juega a meter a Hello Kitty en el túnel del terror. De esta manera el inmaculado, bueno y guapo Paul Walker se desquicia a cada minuto de la película gracias a una atmósfera malsana y un efecto contrarreloj que sólo puede superar Jason Statham en Crank (2006). Para que el espectador -acomodado en su sofá comiendo Risketos de pegote marca Hacendado- sufra de la presión del protagonista, el director Wayne Kramer utiliza una fotografía contrastada, sucia y una dirección acelerada digna del Tony Scott de Domino (2005) en la que abusa de los planos cerrados y claustrofóbicos. Para rematar, Paul Walker -el cual luchó con uñas y dientes para este papel- retrata la bajada al infierno de un padre de familia de manera ejemplar al que acompaña una desconocida Vera Farmiga como madre coraje.

Muchos recordarán al Paul Walker de la simpática saga Fast & Furious, pero si queréis verle dejarse la piel y darlo todo os invito a rescatar Running Scared o El arma del crimen y así rendirle el tributo que se merece. RScared01

Dominic Toretto se queda huérfano de sidekick, Steve Zahn ahoga sus chistes en whisky, Jessica Alba guarda el bikini en un cajón. Y, en un polígono industrial de la periferia dos quillos se beben una xibeca a la salud de Paul Walker al son de no somos «naide». Se apaga una estrella. El mundo es un poco menos rápido y furioso.

 

Disponibilidad: Editada en DVD por Sony Pictures

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

1 Comentario

  1. Sonia 15 Marzo, 2015
    Responder

    Totalmente de acuerdo. Es la mejor película de Paul Walker.

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.