Red de Mentiras

2.5/5 Red de mentirasBasada en la novela homónima de un columnista del Washington Post (su nombre viene al caso pero no nos interesa), Red de Mentiras es la última película del director británico Ridley Scott, alguien que sigue sin ganarse el respeto de la crítica española, alguien que pareció ser el sucesor de Kubrick, alguien que en palabras del crítico Quim Casas es : “…en el fondo, un cineasta sin estilo”.

Con Alien (1979) y Blade Runner (1982) tocó el cielo, pero aquello ya queda lejos y el arte de hacer películas es lo menos personal artísticamente hablando de lo que muchos creen. ¿El que tuvo retuvo?: no sé, lo que está claro es que Red de Mentiras podría haberla realizado cualquier otro, incluso un director novel.

Existen muchos directores mejor tratados por la crítica sin haber conseguido, sea por lo que sea, una o más películas, no el top ten del blockbuster americano, sino el top ten de nuestra retina cinéfila.

Afirmar tan contundentemente que Scott no tiene estilo a estas alturas se me antoja, como mínimo, algo severo, afirmar que Scott busca un status intelectualoide a estas alturas también. Quizá si revisamos American Ganster y ahora Red de Mentiras, film geopolítico, (alguien me dirá que género es éste!!) podríamos pensarlo, pero no creo que sea la intención del director. Por ello dejaremos a un lado ese extraña manía que tienen ciertos críticos de hablar sobre intenciones y tentaciones y comentaremos una de espías: Body of Lies, para nosotros Red de Mentiras.

Klanten kw, cialis bestellen zonder recept penis. Erectiepil generic vgr kamagra oral jelly 100mg 630 mg strippen 48 erectiepillen online.

En la América del post-11S un agente de la CIA interpretado por Leonardo di Caprio es dirigido e infiltrado por su jefe de operaciones, Russel Crowe, para poder destapar la red de terroristas islámicos de Al Qaeda. Como en todo este tipo de tramas nada es lo que parece y el engaño y la mentira justifican el objetivo: cumplir la misión es cumplir con los intereses de unos y otros, aunque eso suponga saltarse toda regla ética o moral.

La historia que nos cuentan es sencilla, los buenos son americanos, los malos…los de siempre, algún que otro árabe bueno porque colabora y además te meto una historia de “chico conoce a chica”. Aquí el guionista del Reino de los Cielos patina, y tanto que patina: 1º la película se resiente por lo innecesaria que es esa “pasión miniturca” en mitad de la trama principal, 2º  se excede en el metraje lo que provoca una importante bajada de tensión, 3º repetir una y otra vez esa mecánica de “chico con gafas de sol vigila y contacta con móvil, persigue y escapa de, por y para…” ya cansa después de la primera hora. Es como pasó con la trilogía del Mito Bourne, la fórmula se repite una y otra vez, lo cual hace que el espectador no pueda ser sorprendido poco más de destapar a buenos como malos o viceversa haciendo que la segunda y tercera entrega sean en el fondo una misma película bucle. Lo mismo le pasa a especialistaMike con esta película, con buen pulso para la acción, (que menos de alguién que nos hizo levantar de los asientos con Black Hawk Derribado), pero repetitiva y estéril a los 60’ con una trama menos compleja, se agradece, que la sobrevalorada Syriana.

Red de Mentiras no es panfletaria, pero tampoco lo suficientemente crítica como para que nos la creamos, (ahí sí la ganan Syriana o incluso Tres Reyes). No es un thriler de acción puro pues Scott deambula entre escenas de llamada aquí, llamada allá, donde uno puede sospechar que juega al trapecio pero sin tirarse nunca sin red: repite mecanismos narrativos, tanto como una BSO insulsa donde el padawan de Hans Zimmer, Marc Streitenfeld, debería aprender de aquella maravillosa fusión de sonidos étnicos y de sintetizador (tan propios del compositor de origen alemán) que fue Black Hawk Derribado o mejor, de un thriller de silmilar arquitectura como lo fue El Dilema donde Pieter Bourke se sirvió de la maravilllosa Lisa Gerrard (Gladiator).

Se habla mucho en la película pero eso sí que está controlado introduciendo oportunas dosis de acción visual (si se me permite el término). Ridley Scott no tiene problemas prácticamente con ningún género, ni con los encargos, ni con sus propias producciones y decir que Red de Mentiras es una mala película sería tan riguroso como decir que Gladiator es un videoclip circense o Thelma y Louise una road movie para feministas.

MENTIRÍA SI DIGO QUE ES UNA BUENA PELÍCULA, MENTIRÍA SI DIGO QUE ES UNA MALA PELÍCULA, PERO NO MIENTO SI DIGO QUE RIDLEY SCOTT DEBERÍA MENTIR MEJOR.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...