Sitges 2013: día 5. Wrong Cops, Only God Forgives, Real y A Field in England

Sitges 2013: día 5. Wrong Cops, Only God Forgives, Real y A Field in England

Acabamos con un día casi funesto. Cuatro películas, y deberé dar como la mejor la que en principio tenía más números para ser insultada. Hemos visto Wrong Cops, Only God forgives, Real y A field in England. No apto para estresados que buscan acción:

Wrong Cops:

Rating: ★★☆☆☆ 

Película del director de Rubber, la ya mítica tontería que se llevó el premio Carnet Jove entre abucheos de hará un par o tres de años, Rubber, el neumático asesino.

Pongamos que hablo de loca academia de policía donde los polis son súper corruptos y tienen una cultura de vida totalmente alejada de lo que estamos acostumbrados. ¿Que intenta? Ser divertida. ¿Lo consigue? A ratos muy contados.

Muy burda y sosa, donde intenta ser faltona no lo es, y donde intenta ser normal, tampoco.

Pese a tener ritmo, sabe mal ver como el guión no es nada del otro mundo y las coñas no llegan a conectar con el público. El mejor momento: la auto referencia a una película de neumáticos. Lo más extraño: ver a Marilyn Manson como actor.

En fin, no es necesario que la veáis.

Only God Forgives

Rating: ★★★☆☆ 

Debo reconocer que pese a ser una de mis películas favoritas de los últimos años, Drive, jugaba al límite con lo que puede ser la paciencia límite de un espectador de «a pie». Su lentitud era plausible, pero enamoraba tanto que la dejabas de lado.

Con Only god forgives vuelven por los mismos fueros su director, Nicolas Winding Refn y su avtor, el aclamado y amado Ryan Gosling.
Es inevitable su comparación por mucho que no se quiera. Drive trataba las mafias y los matones de EEUU, mientras que esta nueva trata las mafias de los bajos fondos de Bangkok.
Sinceramente. Debo decir que las tres estrellas de la película son una mera salida a la encrucijada en la que me he encontrado, pues Only God Forgives es una peli de 0 o de 5 estrellas. No hay término medio.
Diez veces más lenta que Drive, mucho más poética y mucho más desesperante. Las escenas de acción (muy yakuza esta vez) llegan con cuentagotas. Unas gotas ultra violentas que, ahora si, me han pegado a la butaca. ¿Pero y que hay entre violencia y violencia? Miradas profundas, paseos a camara lenta, reflexiones a toda pantalla, discusiones de cuatro lineas que duran minutos, y en fin, mucha poesía visual.
La fotografía es un espectáculo, nada más faltaría, pero poco más.
Es una película, como digo, que o te encanta o te duerme. Yo me he negado a entrar en ninguno de los dos grupos, de momento, pero si debo decir que la lentitud de Drive era mi límite, y Only god Forgives la ha superado con creces. Podríamos decir que si el guión es de 10 páginas me lo creo.
A su favor está que dura solo hora y media, y que sus dos protagonistas, Ryan. Gosling y Kristin Scott Thomas, cada uno a su estilo, enganchan. Gosling usando de nuevo su cara poker-face durante el 90% del metraje, mientras que Kristin, que hace de su madre, dando caña a los momentos necesitados de ella.
En fin. Es difícil deciros si os gustará o no, pero de seguro que, previa ingesta de un par de red bulls, es una película que debéis ver, y luego decidimos entre todos.

Real:

Rating: ★½☆☆☆ 

Real es una película que desde el minuto cero ves que te engaña y te puede engañar tanto como ella quiera.
Pese a tener un ritmo aceptable, no engancha demasiado. La verdad es que te da bastante igual que pase en su metraje, te aleja de ella.
Y sus giros «Serranescos» a parte de esperados hacen bajar del todo la película.
Muy larga y con un final idiota. Podéis pasar de ella.

A field in England

Rating: ★☆☆☆☆ 

Ben Wheatley, director de Kill List o Sightseers, pese a no ser fruto de mo devoción se habia ganado cierto público con sus obras.

Ahora vuelve con A field in england, un relato paranoico-alucinógeno sobre un grupo de desertores de la Guerra Civil inglesa que se encuentra con un alquimista quien les propone encontrar un tesoro oculto en un campo inglés.

Empezamos bien. Hasta el momento en que tanto los protagonistas, como el propio director, se toman todas las setas alucinógenas del prado inglés, momento en el cual prefieres largarte de la sala que tragarte tal tontería.

Rodada en blanco y negro, y con una fuerza visual importante, A field in england es un aburrimiento de hora y media, en el que todo lo que sucede no tiene ni pies ni cabeza.

Sinceramente, creo que esta hecha queriendo para dividir las opiniones y reconocer aquellos que le pondrán un 5/5 diciendo que todo el metraje es alegoría de no-se-que o que es una metáfora de no-se-cuantos.

Pues ni una cosa ni una otra. Es un engaño, tenerlo claro.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.