STAR WARS VII: EL DESPERTAR TRAMPOSO DE LA FUERZA

STAR WARS VII: EL DESPERTAR TRAMPOSO DE LA FUERZA

Rating: ★★½☆☆ 

Cuando en 1977 se mal estrenaba Star Wars en contados cines, se produjo lo impensable, un éxito de público propiciado por el boca a boca. Era el comienzo de un nuevo viaje a las estrellas, otra manera muy diferente de ver el espacio, mucho más cercana que no el monolito de Stanley Kubrick, un film underground para la época que se pasó de presupuesto estigmatizando la posterior producción de films de ciencia-ficción.

Pero el apabullante éxito de Star Wars propiciaría una segunda y tercera parte en los 80′: El Impeio Contraataca (1980), según crítica y fans la mejor de la saga, y El Retorno del Jedi (1983), ya con el control financiero, gracias a los derechos de lo que ahora llamamos merchandising y con un control creativo total de un joven George Lucas que iba creando divisiones de efectos especiales (Industrial Light&Magic), de hardware computerizado (Pixar) y hasta de videojuegos (Lucas Film Games). George Lucas es el George Méliès del cine moderno, un creador de universos interesado más en elaborar la técnica al servicio de la creatividad que no dirigir actores en un set de rodaje. Lo suyo no son las personas, lo suyo es construir universos, es un arquitecto de estructuras.

Si embargo, el fan de Star Wars, el que creció con la primera trilogía (aka @rgmorallon), viene con una demanda emocional, viene con la frustración que no le dieron la nuevas películas digitales al inicio de este milenio. El fan no le perdonó a Lucas la infantilización de la saga y unas interpretaciones lamentables teniendo tan buenos actores como Natalie Portman o Ewan McGregor. Ante esta frustración de años y más años y de un crecimiento continuado de lo que se llama el universo extaendido de Star Wars, el aficionado ha ido esperando pacientemente y ahora por fin llegaba el momento de recuperar esa emoción de la mano de Disney.

Todos celebramos la noticia, yo el primero, y más cuando el encargado de volver a hacer despegar el Halcón Milenario sería J.J. Abrams, un director que mantuvo en vilo a medio planeta con el final de una de las series más novedosas y originales como fue Lost, una auténtica caja de Pandora, un juego infinito de matryoshkas. J.J. Abrams es mejor director que guionista, es mejor prestidigitador y encantador de serpientes (domina muy bien los mensajes 2.0 en las redes), si tenéis curiosidad lo podéis ver in flow en esta TED https://www.youtube.com/watch?v=z1s6kviVucEJ.J.Abrams es un director de moda que conecta con la gente joven y que resucitó un muerto muy muerto como era la saga de Star Trek, pocos ruedan como él las escenas de acción y tiene además algo que a mí me gusta gusto. Cómo te engaña para luego descubrirte la cosas…lástima que no aunara el momnto de quitarse la máscara con la muerte del icónico Han Solo. Aquí, a mi modo de ver, le quitó fuerza.

Disney ha entrado a por todas, lanzando una campaña galáctica, no hay producto que se haya quedado fuera, a fin de amortizar la inversión. Sólo la preventa del estreno de Star Wars: El Despertar de la Fuerza ha marcado un antes y un después, habiendo amortizado el coste del film, independientemente de su crítica.

El que escribe es consciente que no estoy solamente ante un film, limitarme a su análisis cinematográfico, sería muy pobre por mi parte. El fenómeno Star Wars se ha convertido con el paso del tiempo en una cultura propia, más allá de iconos puntuales como Darth Vader, etc. considero que estamos ante un relato moderno de nuestra propia mitología moderna, es la nueva Odisea donde Ulises es Han Solo.

star wars VII

En qué momento de nuestras vidas tienes la posibilidad, recordemos que somos la primera generación en poder experimentar estas emociones, de entrar en un sala de cine y poder volver a ver a los mismos personajes de hace más de 30 años. No es fácil tratar de recuperar emociones pretéritas, más que nada porque nuestro cerebro las va modelando, el tiempo es escultor de manos habilidosas y tramposas. El propio J.J.Abrams dirigió Super 8, producido por un Steven Spilberg en un intento fallido por atraer a esa generación que crecimos con The Goonies (1985).

J.J.Abrams es un director más valiente como para calcar la trama de este nuevo Star Wars: El Despertar de la Fuerza (2015) con El Imperio Contraataca (1980). Otra especie de Estrella de la Muerte, otra vez un punto débil, otra vez. Los fans aceptamos todos esos detalles que nos conectan emocionalmente con la saga: volver a volar con el Halcón Milenario, volver a ver a Han Solo y Chewi, volver a las chapuzas de la nave cuando se estropea…pero una vez que nos tienes encganchados, que te lo ponemos fácil porque entramos entregados como mi compañero @akamerc, por qué te echas para atrás, ¿por qué?. El primer bloque del film tiene un ritmo endiablado, los nuevos personajes están bien presentados y sin duda, el potencial de la protagonista femenina interpretada por la joven Daisy Ridley y su antagónico por Adam Driver, se mueve increíblemente, sólo vienen empañados por un elenco de antagonistas más dibujados, lo de la Capitana Phasma es de risa, y el holograma de Mago de Oz como pseudo Emperador es lamentable.

A medida que avanza la película J.J.Abrams se fue alejando de sí mismo, las cada vez más numerosas reuniones con Disney, recordemos que Star Wars vuelve a ser un film de estudio, parecen haberle ido podando conexiones neuronales a la creatividad de un director que es puro chispazo. La emoción inicial no se sostiene, hay chistes que sobran, hay elementos de guión que no se entienden…da igual, se lo hubiera perdonado, pero es verdad, lo decía el slogan de la campaña de Disney: cada generación tiene su historia. La cosa anda dividida a partes iguales si chequeamos las  redes. Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza (2015) es una buena película, entretenida y que visualmente ha recuperando las maquetas y construir un BB-8, el nuevo R2D2, de verdad para algunas escenas, pero no, esto no es Star Wars. J.J.Abrams se ha dejado vencer por la ocuridad de las orejas de ratón, que ya le ha dado los otras dos episodios a directores mucho más manejables. No exiguir más y contentarnos con pequeños guiños emocionales y disfrutar sólo de la acción no me parece suficiente para todo el Universo que nos dejó George Lucas.

Todo lo demás es discutible, y yo soy el primero que se vino con un póster de 3×3 metros cargado en el tren de la premiére de Londres, yo soy el primero que aplaude la ilusión de mis compañeros de especialistamike, pero salí del cine sin la emoción suficiente, sabiendo como se del potencial de este director, sabiendo del potencial de estos actores que poco pueden hacer cuando el guión es tramposete y no arriesga nada.

La fuerza está despertando, veremos qué sucede, espero y deseo que no nos vendan un remake encubierto de la trilogía clásica, de momento sigo esperando algo más que un yo soy tu padre 2.0

 

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

5 Comentarios

  1. Max Rebo 2 Enero, 2016
    Responder

    Opino después de verla por segunda vez. Si la trampa es el argumento calcado de La Guerra de las Galaxias, me parece un juicio severo. JJ ha querido reconectar con los fans que discutieron las precuelas, y no solo recuperando a los personajes originales, sino también el origen de la historia y el aroma, mucho más físico y grasiento, alejado de la brillante pátina digital de los episodios 1,2 y 3. Supongo y deseo que los episodios siguientes volarán con más libertad, pero como punto de partida me parece aceptable.

    Valoro que hayan intentado recuperar también el lado emocional de los personajes (Kasdan al guión, como en el Imperio), tan perdido en las precuelas. Incluso se pasan de la raya en algún momento subrayando reacciones exageradas cual concursantes de GH…pero incluso así mejora últimas de Papá George. Personalmente, no me gusta el cásting de los nuevos héroes (a excepción de la chica, claro). En cambio, me gustan los villanos.

    En cuanto a los 2 defectos específicos que el crítico menciona: Phasma es un desperdicio, sí (igual que Bobba Fett, no ?). Y el holograma…cual es el problema exactamente? Que es un holograma ? Recuerda cómo era el primer Emperador que vio Vd. en el cine ? O es que ya no le gusta Andy Serkis, a quién Vd. aplaudió hasta que le salía humo de las manos con una actuación similar en otra trilogía moderna?

    El gran problema, querido captain, es Vd… ya no tiene 10 años, y cada vez que revisite los lugares de su infancia se va a llevar un desengaño, porque seguro que ahora habrán colocado un McDonalds y un Zara donde antes había un kiosko de tebeos o una juguetería de barrio, pero también porque su mirada inocente sobre las cosas ha desaparecido, por mucho que entre en la sala de cine predispuesto a recuperarla.

  2. sr Lobo 2 Enero, 2016
    Responder

    . Todo respira una factura impecable, como corresponde a una pelicula de estas dimensiones y a las espectativas, tiene de todo, hasta de personajes de dudosa credibilidad, pero lejos perjudicar el resultado la hace más terrenal, paradójicamente.
    De lo que estoy muy de acuerdo con que estamos muy condicionados por el pasado, por eso mismo y, porque nosotros no somos los mismos, no nos corresponde a nosotros juzgarla, sino a los adolescentes que una vez fuimos.

  3. @MerkSoler 2 Enero, 2016
    Responder

    Captain, se está haciendo viejo. Muy de acuerdo con Max Rebo, con esta se abre de nuevo un mundo que estaba bastante tocado, y que mejor manera que hacerlo sobre seguro. Más Star Wars que esta entrega pocas las hay. Muchisimas ganas de ver como continúa.

  4. Pablo Lopez Morallon 4 Enero, 2016
    Responder

    Estoy de acuerdo en parte, mis amigos y yo acudimos al estreno con las expectativas altísimas y todos al acabar coincidimos en que, a pesar de que la disfrutamos en muchos momentos, no había llegado al nivel que nosotros mismos por el dichoso hype habíamos establecido. Personalmente mi sensación inmediata fue un tanto agridulce y falta de la emoción que esperaba tener al final, si bien es cierto que cada vez que me acuerdo de la peli en estos días mis sensaciones son parecidas a las que tuve con otros episodios que si me dejaron un buen sabor de boca (como el V, el mejor a mi parecer). Comparto que JJ arriesgo poco pero no deja de ser lo que es, una gran película de Star Wars. Y de despertar tramposo de la fuerza nada, lo ha habido y esperemos que nos acompañe durante el resto de la trilogía.
    Un saludo para ti The Captain desde Granada 😛

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.