STUDIO GHIBLI EN NETFLIX: EL VIENTO SE LEVANTA (2013)
Rating 78
Metacritic 83
Rotten Tomatoes 79

Ahora que nos aproximamos al final de este viaje, nos encontramos ante una obra muy especial ya que fue la última obra de Hayao Miyazaki para el estudio y la primera totalmente escrita y dirigida por él que no incluye ningún elemento fantástico. Más bien al contrario, la película narra la biografía de Jirô Horikoshi, ..

Resumen 80 genial

STUDIO GHIBLI EN NETFLIX: EL VIENTO SE LEVANTA (2013)

Ahora que nos aproximamos al final de este viaje, nos encontramos ante una obra muy especial ya que fue la última obra de Hayao Miyazaki para el estudio y la primera totalmente escrita y dirigida por él que no incluye ningún elemento fantástico. Más bien al contrario, la película narra la biografía de Jirô Horikoshi, un ingeniero aeronáutico japonés que tuvo un papel fundamental en la Segunda Guerra Mundial. En concreto, se narra la construcción de su famoso avión Zero que fue utilizado, por ejemplo, en el ataque a Pearl Harbour. La película está basada en la novela corta homónima de Tatsuo Hori y en el manga homónimo de Hayao Miyazaki.

Fue estrenada en Japón en 2013. El doblaje corrió a cargo de Hideaki Anno en el papel de Jirô Horikoshi, Miori Takomoto en el papel de Naoko Satomi, Hidetoshi Nishijima en el papel de Kiro Honjo, Mansai Nomura en el papel de Giovanni Battista Capronni, Masahiko Nishimura en el papel de Sr. Kurokawa, Stephen Albert en el papel de Castorp, Morio Kazama en el papel de Sr. Satomi, Jun Kunimura en el papel de Sr. Hattori, Shinobu Otake en el papel de Sra. Kurokawa, Mirai Shida en el papel de Kayo Horikoshi, Kaichi Kaburagi en el papel de Jirô Horikoshi, Maki Shinta en el papel de Kayo Horikoshi y Keiko Takeshita en el papel de Madre de Jirô.

En España, el doblaje es realizado, respectivamente, por Raúl Llorens, Gloria Cano, Claudi Domingo, Ricky Coello, Alberto Mieza, Carles Canut, Juan Carlos Gustems, Enric Isasi-Isasmendi, Victòria Pagès, Berta Cortés, Andrés Arahuete, Victoria Vidal y Marta Dualte.

La película combina perfectamente escenas sobre la vida del personaje con escenas oníricas en las que te muestra cómo habla con Caproni, conocido ingeniero metálico, quien será su mayor inspiración. Estos sueños permiten adentrarse en la psicología del personaje y conocer su pasión por los aviones.

Una vez presentado de una forma tan hábil como es a través de sus sueños al personaje, nos introduce un par de escenas y da un salto a su etapa universitaria en la que nos presenta al siguiente personaje importante, que es Naoko Satomi, el interés amoroso de la historia. A continuación, se nos adentra en el núcleo de la trama, cuando el protagonista empieza a trabajar para Mitsubishi.

Así, la película trata tres temas principalmente: la pasión de  Jirô por los aviones, su relación con Naoko Satomi y, de una forma meramente tangencial el tema de la guerra.

El tema de las pasiones debo confesar que era el que menos me llamaba de esta película. Hay que señalar que los aviones es una de las pasiones de este director como hemos podido observar a lo largo de distintos filmes (es el caso de “Nausicäa del Valle del Viento”, “El castillo en el cielo”, “Nicky la pequeña bruja” o, especialmente “Porco Rosso”), así que no deja de ser anecdótico que su despedida del Studio Ghibli fuera contando la vida de una persona a la que le apasionan los aviones. La diferencia entre esas películas y la que nos encontramos está en que en ésta es la única en que el tema de la aviación es el punto central de la trama y no un elemento accesorio.

No obstante, para sorpresa mía, y a pesar de que sea un tema del que se habla durante todo el film, no me ha resultado nada pesado. Especialmente en esta película el director consigue transmitir su amor hacia su pasión, consigue que te lleguen incluso a interesar los aviones, lo que muestra el amor y cariño que puso en el desarrollo del film.

En cuanto a la relación con Naoko, para mí es donde esta película pincha un poco. A pesar de que las mejores escenas, para mí, de la película se dan con ella, no termina de gustarme el desarrollo que sigue esta relación. Se siente como que todo sucede muy rápido, casi por complaciencia del guión. Es cierto que tienen algunas escenas románticas, pero se siente como que pasan de simplemente querer conocerse a comprometerse de una forma demasiado rauda.

Aparte que el film no deja de dejarte con la sensación, así lo sienten otros protagonistas como la hermana de Jirô, de que su obsesión por los aviones absorbe totalmente su vida. Siente muchísima pena por Naoko, como que lo abandona todo por estar por él mientras que él es incapaz de dejar por un tiempo los aviones para disfrutar los posiblemente últimos días de vida con la mujer que, en teoría, ama.

Se siente extraño, especialmente si tenemos en cuenta que Miyazaki suele dar prioridad a los personajes femeninos en sus obras, mientras que aquí se siente que la historia de amor está un poco de más, de relleno. Siento que la relación es totalmente eclipsada por su trabajo. Y, al final, el mensaje de que hay que continuar con la vida a pesar de que el viento se levante, viento que simboliza la relación entre ambos y los conflictos que puedan surgir en la vida, resulta curioso cuando el protagonista nunca ha impedido que nada le impida alcanzar su sueño de aviación. Tiene claro desde el principio que los aviones están por encima de todo, incluso de su propia familia, así que el mensaje que me dejó a mi, que no es el que te intenta enseñar la película, es que a veces te obcecas con tu trabajo hasta el punto de que te olvidas lo que realmente importa. La escena en la que Jirô nota que Naoko ha fallecido por el viento y se olvida de todo es brutal, desoladora, hace que por primera vez se olvide de los aviones. Pero, al final, da igual porque la lección que él saca es que tiene que seguir viviendo su sueño por encima de todo.

Sobre el tema bélico, es un aspecto que quería comentar porque la película fue objeto de críticas por entender que promovía las guerras y el militarismo, un mensaje que contrasta con el marcado carácter anti belicista de las producciones de Miyazaki. Personalmente, creo que esa postura se queda en lo superficial en cuanto al mensaje que ofrece el film, ignorando los distintos mensajes que se ofrecen a través de los sueños del protagonista en los que se observa que él siente pasión por los aviones como medio para transportar personas, mientras que son los Gobiernos y los militares los que tienen interés en usarlos para combatir. Es cierto que el protagonista acepta trabajar para una empresa sabiendo que están construyendo aviones para su uso bélico, pero porque es su única opción de alcanzar su sueño. Además, la propia película tiene distintos mensajes en los que de forma clara se pronuncia en contra de las guerras criticando el papel de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Ese marcado elemento bélico, teniendo en cuenta el contexto en el que se ubica, añade otro elemento de interés a la película, ya que te permite entender mucho mejor la situación de Japón antes de entrar en la Segunda Guerra Mundial. Es una fantástica forma de aprender Historia ya que se pueden observar tanto personajes que tuvieron relevancia en esta Guerra, como el avance de la industria japonesa y  las relaciones de colaboración entre japoneses y alemanes. La película concluye precisamente con la conclusión de la Segunda Guerra Mundial aunque no te lo diga de forma expresa.

Todo esto, en lo que se refiere al aspecto temático. Respecto a la animación, la película presenta un acabado visual esplendido, con imágenes preciosas de paisajes, mostrando diseños de aeronaves que son sencillamente espléndidos. Los diseños de los personajes resultan atractivos y se asemejan a los personajes reales si se comparan, alcanzando un nivel algo cómico como es el caso de Mitsubishi.

En definitiva, quizás no sea la mejor película de Miyazaki, pero es un producto muy personal que denota ganas de dedicar su último trabajo, hasta la fecha, a una de las aficiones que más le apasionaba, la aeronáutica, consiguiendo crear un producto muy notable e interesante.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.