STUDIO GHIBLI EN NETFLIX: POMPOKO (1994)
Rating 84
Metacritic 78
Rotten Tomatoes 60

Y entramos en la recta final de esta serie de reseñas, con las últimas siete películas del Studio Ghibli, empezando con “Pompoko”, una película creada por Isao Takahata y estrenada en Japón en 1994, una película con la que se alejaba radicalmente del tono de las anteriores películas que había protagonizado para el estudio: “La ..

Resumen 74 buena

STUDIO GHIBLI EN NETFLIX: POMPOKO (1994)

Y entramos en la recta final de esta serie de reseñas, con las últimas siete películas del Studio Ghibli, empezando con “Pompoko”, una película creada por Isao Takahata y estrenada en Japón en 1994, una película con la que se alejaba radicalmente del tono de las anteriores películas que había protagonizado para el estudio: “La tumba de las luciérnagas”, que adelanto que sigue siendo mi favorita de este director, y “Recuerdos del ayer”.

La película está protagonizada por Makoto Nonomura en el papel de Shoukichi, Nijiko Kiyokawa en el papel de Oroku, Kobuhei Hatashiya en el papel de Ponkichi, Norhei Miki en el papel de Seizaemon, Akira Kamiya en el papel de Tamasaburo, Shinchou Korontei en el papel de Narrador, Megumi Hayashibara en el papel de Sasuke, Kosanji Yanagiya en el papel de Shurugame, Shigeru Izumiya en el papel de Gonta, Beichou Katsura en el papel de Kincho Daimyioujin, Takehiro Murata en el papel de Bunta, Bunshi Katshura en el papel de Yashimano Hage, Yorie Yamashita en el papel de Otama, Yumi Ichihara en el papel de Koharu y Akira Fukuzawa en el papel de Ryutarou.

En España, el doblaje estuvo a cargo respectivamente de Jesús Pinillos, Marisa Marco, Luis Miguel Cajal, Francisco Javier Martínez, Fernando Serna, Alfonso Laguna, Pilar Coronado, Eduardo Moreno, Pedro Tena, Luis Mas, Jordi Estupiñá, Roberto Cuenca Martínez, María Jesús Varona, Idoia Fernández y Fran Jiménez.

En esta película nos presentan a unos mapaches que viven en unas parcelas de tierra que van a ser objeto de obras urbanísticas para convertirlas en una zona residencial. Ya desde un principio nos muestran unos mapaches con un aspecto normal para observar cómo, tras combatir entre ellos, adaptan un aspecto más antropomórfico. Lo que podría ser un recurso habitual de personificar para hacer más expresivos a los personajes, nos muestran enseguida que va más allá, ya que los mapaches son capaces de transformarse en cualquier cosa y van a tener que desarrollar esas habilidades que tenían olvidadas para poder defenderse del yugo de hombre.

De ese modo, nos adentra en un aspecto curioso de la cultura japonesa y es la figura del mapache (o tanuki) que se utiliza como amuleto de prosperidad en muchos negocios. Y es que en leyendas y cuentos tradicionales japoneses muestran a este animal con poderes mágicos (similares a los del zorro como se puede observar en la película) cuya diversión principal es engañar a los personajes protagonistas de las historias. Además, también nos informa de forma muy pedagógica la estrategia de construcción de la ciudad de Tokio mediante imágenes visuales alegóricas.

Es una película que tiene un ritmo que se hace, por ocasiones lento. En mi opinión, empieza muy bien pero llega algunos momentos de la trama que se hace algo repetitiva y vuelve a coger fuerza en el final. Creo que reduciendo algunos momentos de la trama habrían conseguido crear una película más redonda y, sobretodo, mucho más ágil.

En cualquier caso, la historia presenta determinadas reflexiones interesantes a la hora de enfocar la temática. Una temática que, por otro lado, es ya habitual dentro del estudio, y es la defensa de la naturaleza contra el avance destructor de las sociedades modernas. En esta ocasión, a diferencia de otras películas como “La Princesa Mononoke” o “Nausicäa del Valle del Viento”, en las que los protagonistas son humanos y se observa las diferentes perspectivas respecto a la naturaleza de los mismos, los protagonistas son los mapaches (la naturaleza), de modo que la perspectiva del hombre no es mostrada en ningún momento, siendo más ridiculizada que en las anteriores películas, pero consiguiendo no alcanzar el nivel de profundidad de las anteriores, aunque profundizan mucho más la perspectiva del bando contrario: la naturaleza (en un sentido puramente metafórico).

Así, a mi juicio, analizando a los mapaches que, no dejan de presentar características similares a las humanas, observamos determinados comportamientos que pueden resultar interesantes. Así, en los mapaches pueden distinguirse tres grupos: primero, aquellos que son incapaces de transformarse; segundo, aquellos que quieren destruir a los humanos y tercero, aquellos que quieren asustarles pero quieren vivir en paz con ellos. Es como si confrontásemos la naturaleza que existe en nuestro mundo, con la perspectiva defendida por la Princesa Mononoke y la perspectiva defendida por la Princesa Nausicäa.

El primer grupo es el que menos importancia tiene durante toda la obra y representa aquellas personas que no tienen ningún poder de decisión, son la mayor parte, y que tienen que acostumbrarse a vivir lo que les toque. Asimismo, también podrían representar al hombre en su dignidad natural, carente de desarrollo y en permanente contacto con la naturaleza.

El segundo y tercer grupo son los más relevantes, y no dejan de representar las dos formas de reaccionar ante los conflictos de nuestros dirigentes. Siempre hay una parte que pretende atajar los problemas empleando la fuerza, mediante la destrucción y la opresión, y otro que intenta mantener una actitud conciliadora. Lo habitual, como muestra la película es que prevalezca el segundo grupo, que su postura sea la defendida por la mayor parte de las personas puesto que todos dependemos los unos de los otros para mantener el estilo de vida que seguimos. Pero, como muestra la película, hay momentos que las relaciones internacionales empujan a que el segundo grupo tome la fuerza y se separe del resto para lograr imponer su prioridad por la fuerza. Ello siempre tiene consecuencias catastróficas, nos lo ha enseñado la historia y así lo muestra el estudio.

Otro debate interesante que se plantea a la hora de plantear los conflictos es apreciado cuando los mapaches se debaten entre: seguir luchando aunque ello implique que puedan morir todos o convivir entre los humanos como parte de ellos aunque el primer grupo que no puede transformarse vaya a desaparecer. Y es que no es más que una metáfora de cómo avanzan las sociedades, las sociedades desarrolladas dan como opción al resto entre adaptarse a su estilo de vida que, pese a ser más destructor con respecto a la naturaleza, les va a permitir mantener la calidad de vida que buscan o mantenerse con un estilo de vida arcaico,  intentando sobrevivir hasta su extinción. Este estilo de vida, como decíamos, se caracteriza por estar en permanente contacto con la naturaleza, el hombre en su dignidad natural.

Pero la película termina mostrando una última escena que completa este análisis, en la que se muestra que los mapaches que deciden convivir entre humanos siempre van a recordar su estilo de vida natural y volver al mismo. Una perspectiva optimista con respecto a nuestras sociedades de que el hombre puede frenar su evolución alcista y poco respetuosa con la naturaleza para mantener un estilo de vida similar al que tenemos ahora, pero más en contacto y respetuoso con la naturaleza. La posibilidad de que humanos y mapaches, personas y medio ambiente convivamos felices.

En definitiva, creo que es una buena película de la que se pueden extraer interesantes reflexiones, como es propio del estudio, pero que fracasa a la hora de contar la historia por volverse algo repetitiva y no llega a alcanzar el nivel de perfección de otros trabajos.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.