El niño y la bestia: por cosas como esta nos encanta el anime

Casi que tenemos que dar las gracias a que Mamoru Hosoda fuese rechazado a entrar en el Studio Ghibli. No le quisieron como aprendiz, y cuando parecía que iba a trabajar con ellos en «El Castillo Ambulante», tampoco terminó de cuajar. Así pues, su carrera se labró trabajando para Toei Animation, después para Madhouse, y ..

Lee más