The boy: La maldición de Brahms, secuela innecesaria

No, no he salido de casa para ir al pase de prensa y menos mal. La distribuidora amable y eficazmente lo resolvió para verlo online mediante un código y quizá el verlo desde el sofá ha influido pero ha costado ver toda la película sin quedarte traspuesto por momentos. No siempre, aunque es un deporte ..

Lee más