Silencio: Dios como salvación y condena

¿Sabíais que Martin Scorsese iba para sacerdote? Fue seminarista, pero Welles, Ford o Visconti se lo impidieron. Qué mejor que este clásico vivo para llevar a la pantalla la novela homónima del japonés Shūsaku Endō sobre dos sacerdotes portugueses en busca de un tercero en el Japón descarnado, rudo y difícilmente evangelizable del siglo XVII. El director ..

Lee más