El Hobbit: Un viaje inesperado

En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad. [xrr rating=4.75/5] Antes de empezar con la crítica dejarme ..

Lee más