The Road: la poética del horror

Después de haber visitado ,casi por presión popular, ese avatarizado mundo azul de colores hipnóticos cual las máquinas tragaperras, después de salir del cine con las gafas de la ceguera, hoy, una semana después, he recuperado la vista. Sin gafas 3D y sin niguna promesa titánicamente egocéntrica, he podido ver, ahora sí, la luz que ilumina esta carretera.   

Del mensaje megaecológico, reiterativo y ñoño de Avatar ,nos encontramos precisamente con todo lo contrario en The Road: sin cultivos y sin animales, el hombre se queda totalmente a merced del hombre, en una tierra gris y devastada, sin civilización, la supervivencia extrema  en los albores del mundo.              

The Road está basada en la novela homónima de Cornac McCarthy, ganador del Pultizer en el 2007 y conocido ,recientemente, por la oscarizada versión de los hermanos Cohen, No es país para viejos. Cornac McCarthy es un novelista americano ya maduro, comparado con novelistas de corte clásico como Mark Twain o Herman Melville. Su reciente y tardía paternidad le sirvió como inspiración para construir esta historia de supervivencia, física y moral, entre un padre y su hijo adolescente. Y es que The Road, ha supuesto personalmente toda una sorpresa para mí, ya no sólo por mi desconocimiento del novelista, sino del director australiano Jonh Hillcoat.

The Road ,película que clausuró el Festival de Sitges’09, donde especialistamike estuvo presente, es la cuarta película de alguien que me ha curado la ceguera contraída en Pandora. Le doy sincereamente las gracias a este director provineniente de la isla de Mad Max, donde el término apocalíptico casi deviene un gentilicio.
En The Road la acción no es la catástrofe natural (El Día de Mañana), la acción no es la lucha (Mad Max y secuelas), la acción no és la amenaza exterior (La Guerra de los Mundos), la acción ni siquiera es una carrera contrareloj de sus protagonistas (Los Hijos de los Hombres),…,aquí la acción es poética, porque está en todos los sentimientos que poco a poco la película va articulando. El propio trailer de la película es engañoso, porque sin el conjunto total, sin los 112′ de angustiosa tensión, no se puede sobrevivir a una experiencia cinematográfica que yo verdaderamente recomiendo.

Es un film muy en la línea de otra gran adaptación por parte del director brasileño Fernando Meirelles (A Ciegas) de la novela de Saramago, Ensayo sobre la Ceguera. Y es que sólo a partir de situaciones límite podemos llegar a conocer cuáles son las fronteras físicas y morales del hombre. Y ahí radica la habilidad del artista (director), en saber llegar a transmitir ese dolor, pese a estar vacunados contra el horror diario. Nuestra burbuja consumista nos proporciona todo aquello que nuestro cuerpo necesita, y así generar las preguntas justas que poder contestar. Por ello, tocar la fibra del horror con temas como el canibalismo, el suicidio, son carreteras secundarias para hablarnos realmente de otros temas como son: el sentido de formar una familia, qué es el amor por un hijo, en conclusión, cuál es el sentido dentro del sinsentido. Preguntas que contestar, pero sin necesidad de vivir las penurias de nuestros protagonistas: un padre y un hijo juntos. Porque The Road ante todo es una historia de amor, enmarcada en el horror.

Tal horror es obra del director de fotografía, Javier Aguirresarobe, Los Otros, Mar adentro, Crepúsculo , que hace de cada plano una instantánea demoledora ya sean con paisajes nevados de ceniza, bosques ardiendo al caer la noche o playas de niebla con mares que perdieron el color azul. La composición de estos auténticos cuadros de la desesperanza se montan con una realización de planos largos y de montaje pausado. La BSO a cargo del ahora compositor Nick Cave y su compañero de grupo, Warren Ellis simplemente perfecta, es una partitura de tempo de adagio, que acompaña, no subraya, ni enmascara con grandes subidas tonales, no es necesario, las imágenes hablan por sí solas.

Pero si hay un elemento fundamental que hace llevadero todo este recorrido por la carretera del horror, es el protagonista, Viggo Mortensen. Es todo un acierto, porque es de los pocos actores capaz de inspirar ternura y en el plano siguiente romperte la cara. Su voz en off ,para algunos innecesaria, le da ese aire de película-relato que con sucesivos flashbacks nos recuerda qué sucedió anteriormente con la figura de la madre. Un film que no basa su fuerza en el efectismo ,ni en el susto, ni en violencia explícita, todo lo contrario, la fuerza de The Road radica en lo que suguiere, en lo que se siente pero no se ve, en definitiva, en su poética.

Como diría el bueno de Steven Spielberg, "es ese tipo de películas que no queda bien con el olor dulce de las palomitas"

 Cuando ya nada puedes hacer, tan sólo te queda pensar como un niño. (afirmación del protagonista en una de las situaciones límites) The Road

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.