UP: «hasta el infinito y más allá»

cartel del estreno americano

Me dispuse a colocarme las gafas que me dieron a la entrada, no eran de cartón barato, ni de colorines, eran sencillamente unas gafas negras, como de pasta, como las que hacen cola en filmotecas o salas de autor, como las que lleva Moby cuando no toca en directo,…, o sencillamente, como las que lleva nuestro querido protagonista, Spencer Tracy en 3D, es decir, un maravilloso anciano de 78 años junto a un niño de 8, un perro y un gamusino.

Pixar lleva ya tiempo graduándonos algo más que la vista, desde que en 1995 con Toy Story, una película que los propios ejecutivos de la Disney quisieron entender como una socarrona broma para adultos, John Lasseter, ex de la Disney, acabó imponiendo su visión colorista y mágica de ese universo llamado infancia.
Esa acertada visión de lo que debe ser la animación le ha reportado a Pixar 7 Óscars de la Academia consiguiendo la claudicación total de Disney.

Ahora las gafas del buen cine las lleva John Lasseter y es que ese control es total y se nota, porque los criterios especulativos (ejecutivos) ahora son artísticos, porque los modelos antiguos de lagrima-risotada-canción han dado un paso valiente por explicar cosas más propias del cine de no-animación. Es el caso de Buscando a Nemo , Wall-e y ahora, Up , donde continúa la fascinación de la aventura, es el viaje, es la misma fascinación que cuando leíamos Julio Verne, el viaje a lo desconocido: el viaje al centro de todo, el viaje a las estrellas, el viaje submarino, es en definitiva, el viaje iniciático: el pretexto para explicar otras cosas.

A Pixar, en cambio, (a diferencia del francés) le interesa más la evolución de sus personajes: son como Caperucita Roja, son como Alicia en el País de las Maravillas (veremos la última adaptación de T.Burton), es como en Totoro…el fin progresivo de la infancia mientras poco a poco entran en el bosque, en la madriguera o en el árbol gigante… y dormido despiertas en la adolescencia.

 

Tratar de la manera como se presentan los diferentes estados de la vida hasta su culminación final en una sala llena de enanos gafotas en una película 3D (expereiencia recomendable, es el futuro!) con sus respectivos progenitores helados (y no por el aire acondicionado de la sala), con un silencio impropio del cine de animación infantil, no hacen otra cosa que pensar, que no estoy ante una película infantil, sino, ante una gran película. El prejucio del cine de animación como un género menor no es más que eso…un prejucio del pasado . Los primeros 40′ de Wall-e son una obra maestra, los primeros 20′ de UP ídem, y el resto, sobre todo, Monstruos SA y Buscando a Nemo, dos maravillosas películas, te guste o no, la animación.

En UP, los valores pixerianos (me tomo la libertad!) vuelven a ser los mismos:la fuerza del grupo,la solaridad, la amistad, el esfuerzo…aquí todo bajo un mismo leitmotiv que se repite una y otra vez: el espíritu de la aventura.
La vida es una aventura demasiado hermosa ,pese a la muerte, como para dejarla escapar como un globo. Porque si sabemos mirar más allá encontraremos un nuevo mundo infinito, en la película una exótica selva, donde una vez llegan los protagonistas comienza la verdadera aventura que cambiara sus vidas.

Up toca muchos resortes, donde el debutante director Pete Docter, co-guionista habitual de la casa, sigue a pies juntillas el mismo esquema narrativo que Andrew Stanton confeccionó para Wall-e, tan sólo varían los tempos, pero los actos son iguales, y funciona. Up podría ser la película, el  cénit de esos 15 años de crecimiento artístico de una factoría que George Lucas no quiso, y que ahora nosotros amamos: en UP, tenemos el amor mal entendido a uno mismo, el explorador expulsado (Kirk Douglas), el amor nostálgico pero anclado en las rocas del pasado  del abuelo cascarrabias y el amor a los animales y a la naturaleza del niño boy-scout…Metáforas poéticas tan potentes como las del cine de Miyazaki, y es que es inivitable, la referencia al maestro nipón, pues si bien eran en los inicios de su carrera (Heidi 1974) que él bebía de las fuentes de Disney, ahora el círculo se cierra, siendo los animadores de Pixar (recordemos que muchos fueron ex de la casa del ratón orejotas) los que aprovechan el camino marcado en el cielo por castillos ambulantes o viajes fantásticos como el de Chihiro, ahora saben seguir el rastro de miles de globos que transportan algo más que una casa de madera.  La poética de UP, comienza a volar alto, muy alto, impropio de una cultura occidental acostumbrada a mirarse por encima de su ombligo y a señalarse a sí mismo como lo mejor de su producción cultural y social. Algunos niños grandes de California parecen haber entendido que una casa también puede volar, …hasta el infinito y más allá.

 

Con UP, el salto cósmico dado en WALL-e se mantiene para unos ,se supera para otros, pero lo que sí está claro es que visto lo visto estas gafas ya no me las quita nadie!!

 

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.