Malasaña 32: terror sin riesgo
Rating 45
Metacritic 58
Rotten Tomatoes 74

El trasladar un relato de terror a épocas pretéritas siempre inculca un aditivo positivo a la sensación de desasosiego. No es lo mismo una presencia en un viejo piso de Malasaña en los años 70 que en un chalé de lujo de la Moraleja, aunque en el terror todo es relativo. Nada más comenzar la ..

Resumen 59 normal

Malasaña 32: terror sin riesgo

El trasladar un relato de terror a épocas pretéritas siempre inculca un aditivo positivo a la sensación de desasosiego. No es lo mismo una presencia en un viejo piso de Malasaña en los años 70 que en un chalé de lujo de la Moraleja, aunque en el terror todo es relativo.

Javier Botet, un mito ya del cine de terror actual pero que en este caso hace un papel de lo menos terrorífico y normal

Nada más comenzar la película nos viene inmediatamente a la cabeza la espléndida ‘Verónica’, de Paco Plaza, pero aunque ambas señalaban que eran relatos basados en hechos reales, lo cierto es que ‘Malasaña 32’ es simplemente un reclamo. Ni siquiera existe el número 32 en esa calle y lo que se relata no ocurrió jamás, salvo hechos violentos a lo largo de los años en las calles de alrededor que nada tienen que ver con lo sobrenatural y sí con páginas de sucesos.

‘Malasaña 32’ es deudora del nuevo terror español, de impecable factura pero en este caso de recursos y efectos tantas veces vistos en el género, aunque no se le puede reprochar un intento por argumentos e historias originales y alejadas de los clichés americanos, adaptándolos a la idiosincrasia e incluso el folclore. En este caso la historia es además actual en el sentido sociológico y te hace reflexionar de lo que ha cambiado la sociedad, afortunadamente para bien.

No obstante, Albert Pintó no aporta nada nuevo ni expresa alguna forma alternativa o novedosa de hacer cine de género. Hay buen hacer sin riesgos. Todo está bien encajado, es eficaz, te mantiene alerta salvo una primera parte del film que se hace más pesada, pero nada más. Los actores están bien, deliberadamente desconocidos para dar mayor verosimilitud pero donde se corría el riesgo también de que no engancharan tanto a la hora de interiorizar sus problemas, aunque se guardó una sorpresa con una veterana estrella del cine español como es Concha Velasco.

En definitiva una película de género más, que no decepciona pero tampoco deja poso alguno, con una historia truculenta, quizá demasiado rebuscada pero que permite añadir un toque dramático y de análisis de una época. Aunque parezca extraño es «demasiado» sobrenatural para la base de los hechos que narra y no encaja bien ese fondo con un formalismo muy costumbrista y con la época en que está encajado el relato. Sí que como ley imprescindible del género todo va a más hasta el desenlace final pero es insuficiente para subir la media mucho más.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.