El Amanecer del Planeta de los Simios: Yo, Mono

[xrr rating=4/5]

Es gratificante disfrutar del remake de una saga tan evolutivamente interesante como la del propio Homo Sapiens. Ahora que es época de perdernos viajando, tenemos dos billetes de ida y vuelta, bueno…la vuelta es optativa. Uno es el film del joven director Matt Reeves, El Amanecer del Planeta de los Simios y el otro el libro de Pablo Herreros, Yo, Mono. 

Estaba el otro día en una de esas bodas donde tienes oportunidad de poder practicar la observación cual primatólogo. Primates humanos comportándose según el ritual: machos alfa llamando la atención y las hembras siempre juntas haciendo caso de su ADN evolutivo de protección. Y es que nada me perturbó más, después de haber leído Yo, Mono, por la cantidad de semejanzas y lo que me parece más interesante, el poder entender el porqué de tales comportamientos. Es una cura muy buena para una generación como la mía (y como la de Pablo Herreros) donde los preceptos religiosos siempre que podían daban un buen codazo a la ciencia.

La historia evolutiva de los primates explica porqué el primate-humano es maquiavélico, pero de la misma manera se nos descubre que somos altruistas, que buscamos la reconciliación, el perdón porque venimos precisamente del grupo, de la tribu, de la sociedad que colabora, y que ahora más que nunca con las nuevas tecnologías, #comparte. De no haber sido así, no hubiéramos sobrevivido.

En el film la escenificación del liderazgo primate es una de las tramas mejor rodadas por un director, apadrinado por el nuevo rey Midas de la galaxia (Star Trek & Star Wars): J.J. Abrams, mostrándose constantemente la lucha del líder y del no-líder, y no sólo con unos efectos especiales increíbles, sino con una coherencia narrativa y antropológica que se agradece. Y es que en este dueto entre primates vs primates-humanos donde vemos cómo ha girado la tortilla, con un San Francisco selvático y con unos pocos primates-humanos acorralados haciendo uso del miedo, su mejor arma, cada grupo luchará por su propia supervivencia. César, el chimpancé evolutivamente superior entiende las emociones de los humanos y sabe negociar llegando a cambiar sus intereses si la situación se ve alterada. Todos estos procesos de colaboración y de ayuda, incluso, desinteresada, se ve muy bien reflejados en un film realmente espectacular en todas sus dimensiones que va de la mano del libro de Pablo Herreros.

Y qué seria de esta saga sin el protagonismo del actor que mejor sabe moverse en un ambiente virtual, en un no-espacio, estamos hablando, otra vez, y no me canso de decirlo,  (ya lo hice hace 3 años con la anterior crítica) de Andy Serkis, para todos, sr. Golum. Las expresiones gestuales y la comunicación no-verbal durante todo el film con los otros primates es de una empatía increíble.

Estamos ante un cambio de paradigma, si mi anterior crítica hablaba de involución y violencia, tenemos dos obras de un optimismo formidable, llenas de energía y de respuestas para poder entendernos mejor (#autoconocimiento) como individuos grupales que somos. Es una oportunidad poder recorrer este viaje de la mano del primate de celuloide y el de papel para cambiar la visión que teníamos, para cambiar el paradigma.

No hay mejor luz que la estival para iniciar un nuevo viaje a El Planeta de los Simios, donde Charlton Heston descubrió con equivocado espanto que el planeta de los simios era en realidad el mismo…que el planeta de los humanos.

 

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.