Goya 2010. Ahora sí

Ayer fue la gala de los Goya, lo máximo en premios del cine español. Y sí, esta vez sí. Nada que ver con el año anterior.

No hablaré de los premios, que todo el mundo ya conoce y que medio mundo se imaginaba antes de la gala, técnicos para Ágora, y lo gordo para Celda 211.

Para dar el punto de partida, no puedo pasar por alto el toque sutil que ha dado el presidente de la Academia, Álex de la Iglesia, a la ceremonia. Un toque que la ha tranformado de estafa a éxito. Este tio sabe, y ama el cine. Y esa es la salida.

Andreu Buenafuente hizo de la gala un show, el público se rió, la gente se lo pasó en grande, y pese a las horas que duraba, nadie se aburrió y aguantó el tirón de la emisión sin anuncios y en DIRECTO.

Los premios se fueron sucediendo uno tras otro con toques a lo "Oscar" como el número musical de Secun de la Rosa y acompañante, los efectos visuales de la inundación, Pocoyo, y diversos cachondeos protagonizados por grandes del género como Santi Millán.

Sin embargo, y ahí es dónde aplaudo, nada de eso fue tan espectacular como la entrada in extremis de Pedro Almodóvar, vitoreado por los sorprendidos asistentes. Genial, inesperado y top secret giro de guión en el último momento, dirigido, como no, por el ya nombrado director de la Academia, Álex de la Iglesia. Porque como he dicho este tio ama el cine, y hasta de una gala saca sorpresas tan gratas como estas.

Ole por los Goya, ole por todos los que participaron y sobretodo ole por de la Iglesia. Menudo crack.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.