Venganza: Conexión Estambul

Venganza: Conexión Estambul

Rating: ★★½☆☆ 

 Ya nos mostró Liam Neeson, en la primera parte de Venganza (Pierre Morel), sus dotes de para ser capaz de salir airoso de cualquier situación adversa. Un padre diez capaz de mantener a salvo a los suyos y de hacer lo imposible por encontrar –en 72 horas- a su hija que había sido secuestrada en la gran ciudad parisina. Aquel Neeson sorprendía, gustaba y resultaba atractivo para el espectador. Él era lo “novedoso” rodeado en un ambiente de acción inundando por los clichés y los tópicos del género. Aún así y con todo, nos encontrábamos con un filme de lo más entretenido y que pese a un guión y un argumento de lo más simplón, uno se acababa quedando con buen sabor de boca.

La secuela de la entretenida venganza de Nesson parecía ser mucho más de lo que al final es. Venganza: Conexión Estambul no deja de ser más de lo mismo, con matices y diferencias que obviamente si no estuvieran, la película de Olivier Megaton sería prácticamente lo mismo que la de O.Morel.

Aún así, y aunque ahora la trama se centre más en la hija (Maggie Grace) que es ahora quien tiene que ingeniárselas para rescatar a sus padres, el guión y el argumento no dejan de quedarse igual de vacíos que en la primera parte. Los clichés y los tópicos de las películas de acción están presentes, una vez más.

A Neeson ya le tenemos calado, por lo que sorprende poco o casi nada. Sus tropelías y sus argucias para superar las situaciones son de sobra conocidas, y ya no nos seduce de la misma forma que lo hizo en la primera. El gran family man ya no nos resulta tan super hombre. Pero este tipo ya nos encandiló en su día y por mucho que ahora nos resulta previsible no se le puede dejar de querer tan fácilmente. Así, Neeson nos sigue cayendo simpático y no se ha desecho del encanto con el que nos sedució en la primera parte.  Gracias a eso, el filme aguanta perfectamente los noventa y cinco minutos, ya que, pese a todo, esta secuela sigue siendo fiel a la esencia de Venganza que no es otra cosa que una película sumamente entretenida y cargada de acción.

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)


El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11


Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)


Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.