Lawless y el Sitges Tour

[xrr rating=3.5/5]

En el último festival de Sitges se presentó ‘Lawless’, una de las películas que aún no tienen siquiera fecha de distribución y que gracias a la iniciativa ‘Sitges Tour A Contracorriente’ podremos disfrutar junto con otros tres títulos en 18 ciudades españolas. Una buena iniciativa para dar a conocer de manera más directa el festival catalán y de paso explorar nuevas formas de distribución fílmica.

sitges-tour-a-contracorriente-poster

Servidor sólo pudo disfrutar de esta película norteamericana pero se podrá poner a prueba tu resistencia cinéfila y gusto por la maratón cinematográfica visionando los cuatro títulos ofertados en esta primer edición: ‘Oculus.El espejo del mal’, ‘Zombeavers’ (‘Castores zombies’), ‘Lawless’ (‘Sin ley’) y ‘The target’ (‘El objetivo’). Cuatro títulos muy diferentes entre sí y que resumen el espíritu y lo ecléctico del Festival de Sitges.

Pero centrémonos en ‘Lawless’. Para empezar, un reparto de relumbrón: Shia LaBeouf, Tom Hardy, Gary Oldman, Jason Clarke, Guy Pearce. Dirige John Hillcoat, autor de la durísima y magnífica ‘La Carretera’ (‘The Road’). Hillcoat mantiene esa dureza añadiendo unos toques leves (a veces adecuados, otros desconcertantes) de humor. El tema y el entorno da para esa dureza: la Norteamérica rural de la Gran Depresión y en plena ‘ley seca’. Tres hermanos destiladores y contrabandistas de alcohol que se negarán a trabajar para otros, con graves consecuencias para ellos y para la comarca.

‘Lawless’ se puede ver como un western con toques mafiosos o como una peli de gangsters con toques de western, un climax creciente y final muy ‘Ok Corral’. De hecho se puede decir que tiene más reminiscencias de clásicos del Oeste que de gangsters, pero de cualquier forma se mete a partes iguales y con acierto en los probablemente dos géneros más americanos y que más títulos y escenas míticas han dado, con guiños incluso a títulos como ‘Infierno de Cobardes’.

lawless

Una película notable con unas interpretaciones impecables pero donde tienes la sensación de que algo falta o sobra sin saber exactamente el qué. De cualquier forma, entre escenas brutales, impactantes e intensas, personajes bien perfilados (sobre todo el de Tom Hardy) y algún bajón que hace que los 116 minutos de duración de la película puedan parecer excesivos, el film deja huella y llena un subgénero poco abordado al menos en los últimos años.

Larga vida al Sitges Tour A Contracorriente.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.