Calle Cloverfield 10, ¿refugio o trampa?

Calle Cloverfield 10, ¿refugio o trampa?

Rating: ★★★½☆ 

La última producción de ese nuevo rey Midas, J.J. Abrams, llega además con la etiqueta de una especie de secuela o semisecuela de la película ‘Monstruoso’, si bien su argumento, personajes y ubicación no tienen nada que ver. ‘Calle Cloverfield 10’ es una grata sorpresa no porque vaya a pasar a la historia del cine, sino porque la idea de pseudosecuela y su desarrollo más que acertado. En USA ya ha sido un éxito de taquilla.

El norteamericano Dan Trachtenberg se marca una digna y casi brillante opera prima y nos brinda una buena dosis de entretenimiento, suspense y pocos pero suficientes y equilibrados toques de terror y humor negro. Tres actores sostienen todo el film pero como en casi todas sus apariciones, John Goodman se erige como punto de “desequilibrio” y clave de todos los recovecos que presenta la cinta.

10-660x374

‘Calle Cloverfield 10’ combina y entrecruza géneros hábilmente, tanto que en ocasiones cuestionaremos si estamos realmente ante ello o es sólo una peli más de género. Un comienzo que recuerda mucho a Hitchcock, que deriva en la típica historia claustrofóbica de cautiverio pero que enseguida añade un porqué de dicha reclusión que bebe de la fuente de la ciencia ficción y el terror, incluso anticipando otro género que no desvelamos si se cumple o no y que uno de los personajes acaba nombrando.

Los personajes. Precisamente, y como no podía ser de otra forma en títulos con castings tan exiguos (tres actores el 90% del tiempo en 3-4 escenarios interiores), se requieren buenas dosis de inspiración. Lo de John Goodman se preveía, pero Mary Elizabeth Windstead y John Gallagher Jr. no le van a la zaga: ella con su mezcla de fragilidad y fortaleza y él con su sorna. Diálogos llenos de matices y escenas “familiares” bien insertadas en una situación general que parecía repeler cualquier intento al respecto.

El tour de force a tres bandas fluye con solidez e interés, si bien más que de lagunas peca de ciertos momentos que edulcoran demasiado la propuesta general, como queriendo desmarcarse de cualquier definición concreta. El final, que puede ser tan inesperado para unos como previsible para otros (de eso se trata: de creerse o no por qué están encerrados ahí), no defrauda aunque no deslumbra, cerrado en el argumento acotado del film pero abierto en el general.

El título hace referencia a una dirección concreta en medio de la nada, a un lugar que puede ser salvación o tumba, desde lo relativo de las situaciones cuando derivan de hechos extremos hasta lo paradójico de la locura humana como salvación inicial. Sí, parece complicado de entender pero cuando veáis la película veréis la ¿luz?

Publicaciones relacionadas

El Viaje de Chihiro (2001)

El Viaje de Chihiro (2001)

La siguiente parada entre las películas del Studio Ghibli es probablemente la película más conocida del estudio. “El viaje de Chihiro” se estrenó en 2001 bajo la dirección de Hayao Miyazaki. La película ha cosechado un gran éxito tanto en Japón como internacionalmente habiendo recibidos...

Apollo 11

Apollo 11

El día que nos visiten los alienígenas y nos pidan el curriculum, nos vamos a ver algo apurados. “Vemos que han estado bastante atareados los últimos 70.000 años... ¿Pero si tuvieran que elegir solo una cosa, qué destacarían ustedes en su vida laboral?” Tal vez la respuesta sea este documental...

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Studio Ghibli en Netflix: La tumba de las luciérnagas (1988)

Continuando con nuestro especial dedicado al Studio Ghibli, llegamos a “La tumba de las luciérnagas, película estrenada en 1988 basada en una historia corta homónima del autor Akiyuki Nosaka. Fue la primera película del estudio dirigida por Isao Takahata y ha sido objeto de dos remakes en live...

Deja un comentario

¿Persona o Replicante? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.