Ben-Hur: ¿era realmente necesario?

[xrr rating=1/5]

ben-hur-jack-huston-morgan-freeman

Sí, aquí voy a ser clasista. Sí, ya sabemos que es época de reversionar clásicos, pero todo tiene su límite. Sí, reconozco que lo fácil es adherirse a la corriente general, dar el beneficio de la duda e intentar verlo con otros ojos, pero sí, reconozco que me daba igual lo que me fuera a encontrar, porque es uno de los pocos o muchos títulos históricos del cine que jamás, jamás, se deberían volver a tocar. La razón es simple: no sólo no lo vas a mejorar, ni siquiera igualar, sino que hay películas que tienen tal halo y tal perfección para la época que es ridículo perder tiempo, recursos, dinero y esfuerzo en ello. Y no lo digo sólo porque durante 38 años, hasta que llegó ‘Titanic’, ostentaba el récord de Oscars: 11. Eso es lo de menos, sobre todo porque precisamente un título como ‘Titanic’ también los tiene.

Poco voy a decir por tanto de esta versión nueva de ‘Ben-Hur’. Sí, ya sé que el film del 59 era a su vez una versión de la realizada en 1925, aún en la época muda, pero precisamente por ello aportaba no sólo el sonido, color y espectacularidad de la a punto de acabar pero vigente era dorada del cine. Y sí, ya supondréis y me diréis que en este «Ben-Hur 2.0» hay mayor espectacularidad, realismo y que sale Morgan Freeman, pero incluso así, jamás debería haberse rodado otra versión. Son ganas de empeñarse en quedar mal; son ganas de asegurarte una derrota segura. Y encima encargas el empeño a un director reputado con grandes títulos en su filmografía como ‘Wanted’ o ‘Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros’.

Pues eso: de todas formas, si se da la improbable e imperdonable casualidad de que no se ha visto el film protagonizado por Charlton Heston, te parecerá una peli entretenida, con todos los recursos tecnológicos actuales para recrearte y recrearse en la batalla naval y la carrera de cuadrigas, una de las escenas más famosas de la historia del cine. Al fin y al cabo la historia es la misma. Pero claro, te falta tal información, que es perdonable. Lo que no es perdonable es ir a ver este nuevo Ben-Hur si antes has disfrutado de la obra de William Wyler. Hay obras de la historia del cine que por muchos dólares, efectos de cámara, visuales y terabytes que metas, ni siquiera te acercarás, y menos aún si comparas a estos nuevos protagonistas con los anteriores, defendiendo diálogos ridículos y manidos. Ahí ya no vale la pena teclear más, y más con las dos horas y media ya perdidas en su visionado.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.