Kick-Ass 2

[xrr rating=3/5]

Llega a las pantallas la lógica secuela de Kick-Ass, el cómic creado por Mark Millar y John Romita Jr. El humor más cercano a lo chabacano, la violencia con tintes setenteros y la desmitificación del superhéroe vuelven a ser los ingredientes de este cóctel que puede agradar o empalagar a partes iguales. Y es que con Kick-Ass 2 tienes la extraña sensación de que en ocasiones sus virtudes se convierten a la vez en sus defectos. Bajo su humor a veces vulgar y a veces nostálgico se sigue escondiendo la eterna reflexión del sentido del superhéroe y de sus tribulaciones, el eterno dilema de la identidad, tu lugar en el mundo y las consecuencias de tus actos.

Kick-Ass 2 sigue apostando por una mezcla de parodia del cine de superhéroes y reflexión sobre el bien y el mal bajo su capa de humor más o menos zafio. Lo cotidiano, lo épico y lo violento se van superponiendo para reflejar que en el mundo real todo se mezcla y es relativo. Sin embargo, para reforzarlo, paradójicamente exageran si cabe más los clichés de este tipo de cine: los buenos son muy buenos y los malvados lo son sin ningún atisbo de fisura. Los dilemas de los superhéroes justicieros son elevados y basados en la crisis de identidad y el concepto del bien y del mal; el de los villanos es sólo la venganza, el mal puro y la destrucción.

Sin duda lo mejor de la película, aunque original de la primera, es la galería de personajes con los que te puedes identificar, lejos de justicieros multimillonarios estilo Batman y Ironman o de superhombres venidos de otro planeta como Superman. Aquí sólo hay gente sencilla, incluso vulgar, con sus problemas y sus dramas familiares, con sus inseguridades y sus miedos. La subtrama de la clásica historia de aceptación en el instituto de Hit Girl muestra a la perfección que puede ser más violento un rechazo o humillación pública que una pelea a muerte con katanas.

Kick-Ass 2 no entusiasma pero tampoco defrauda si se visiona sin unas pretensiones altas y se valora más que se critica su tendencia de nuevo al exceso e intentar tocar muchos palos diametralmente opuestos (reflexión casi filosófica del sentido de la vida y de la justicia, violencia extrema, humor vulgar y paródico…). La galería de personajes, entre los que vuelve a destacar Hit Girl, se refuerza con un siempre eficaz Jim Carrey en la piel de un recto adiestrador. También es acertado el continuo protagonismo que subyace a la trama de las redes sociales como análisis de su influencia en la vida cotidiana y donde hasta superhéroes y villanos deben echar mano de ello para sus logros.

De lo que no hay duda es que volveremos a hablar de esta saga porque el plano final, al más clásico estilo del género, augura una continuación de las andanzas de este grupo de héroes cotidianos.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.