Sitges 2014: día 1. [Rec]4 y Predestination

¡Ya estamos aquí! y van… bah, he perdido la cuenta de los años que llevamos viniendo. Y hoy, para estrenarnos con la calma, hemos visto 2 películas: Predestination y [Rec]4.

Recogemos nuestra acreditación, que como cda año llevamos orgullosísimos, y nos dirigimos rápidamente al Retiro dónde nos espera una sesión doble (de la que solo vamos a ver la primera) con Predestination y Space Station 76.

Predestination [xrr rating=3.5/5]

Está película, protagonizada por Ethan Hawke tiene marcadas claramente dos partes. Una, en la que tras un inicio extraño, te explican una historia plana a la vez que sorprendente. Y la segunda parte en que la película empieza a dar vueltas y vueltas sobre esa misma historia.

Es divertido ver como al acabar una película gran parte del público dice algo así como «Joder, que lío», pues no es ninguna sorpresa si digo que la película da los giros de lado a lado a través de viajes en el tiempo. Y si: es liosa. De hecho ha habido momentos en los que un tiempo muerto no hubiese venido mal, para reflexionar. Pero todo ello nos lleva a una resolución, que pese a que a medida que avanza la película te vas imaginando, sorprende por su planteamiento único.

Muy buen inicio de festival.

[Rec]4 [xrr rating=3/5]

Y vamos con la inauguración. La última entrega de la ya inmortal saga de infectados por el demonio. [Rec] 4, presentada por el productor, Jaume Balagueró, Manuela Velasco y parte del resto del equipo de la película llega con las ganas de cerrar el círculo de una manera recordable.

Antes de eso, Manuela Vellés, Gabino Diego y Rodrigo Cortés nos presentan el corto 1:58.

Además reciben el premio Máquina del temps el mítico Franco Nero y el destructor director Roland Emmerich. Raro es que durante su charla en el estrado no haya explotado nada. Nos hemos llevado un chasco.

Pues bien, [Rec] 4, que originalmente se subtitulaba Apocalipsis, peca justamente de eso: de que su subtítulo original haya desaparecido de la película tan rápido como de las promos. Ni apocalipsis ni nada.

La película entretiene, es divertida, te devuelve el personaje de Manuela Velasco (que no tiene tanto peso como en la primera) y te ofrece lo mínimo que puedes pedir: infectados, sangre, alguna risa y más sangre. ¿Dónde? En un barco.

Da la sensación de dos cosas: La primera es que Balagueró quería hacer otra película. Una acorde con Apocalipsis. Una acorde con el cómic oficial (en el que sin recordar mucho más, salían infectados hasta en el zoo de Barcelona. Y una que recreara una Barcelona como la de Los Últimos días de los hermanos Pastor, pero con infectados en plan eso: Apocalipsis.

Y la segunda es que debido a no poder hacer eso, ha llevado la acción a un barco para hacer una secuela del estilo la segunda, transformando a los infectados en Alien y a Manuela Velasco en una mezcla de Teniente Ripley y Milla Jovovic en Resident Evil.

Y poco más. Sensación agridulce de ver una película entretenida pero que a la vez no da el pego como para cerrar la saga de películas más importante de los últimos años (sino la que más de la historia) en nuestro país.

Mañana más! Visca Sitges!

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.