Spectre o la némesis de Bond

[xrr rating=3.5/5]

Estrella (Stephanie Sigman) and Bond (Daniel Craig) in the crowds of El Dia de los Muertos procession in Metro-Goldwyn-Mayer Pictures/Columbia Pictures/EON Productions? action adventure SPECTRE. Tolsa Square, Mexico City.

Spectre. Spectra. Una palabra íntimamente ligada al control en la sombra, al misterio, al pasado de Bond y a títulos clásicos de la saga. El gato blanco persa y los tentáculos han vuelto. De hecho, en la última entrega de 007 el director Sam Mendes no oculta su intención de mirar al pasado no sólo en el argumento sino en la forma de rodar ciertas escenas e incluso en su ritmo, más pausado que sus predecesoras y con menos acción.

Sabemos nada más acomodarnos que nos van a brindar un prólogo espectacular como puesta de largo de la ya insustituible cabecera. Ahí ‘Spectre’ brinda sin duda uno de los mejores comienzos de la saga y parece preludiar una entrega impresionante. Sin embargo Mendes va por otros derroteros y acertada o equivocadamente prefiere centrarse más en el episodio que escarba en el pasado de Bond, como premisa para tratar su futuro. De hecho el futuro de él y de la organización MI6, con una trama manida de gobiernos en la sombra, control a lo Gran Hermano y lucha entre lo antiguo y más noble y lo nuevo y amoral.

Y aquí es donde sus intenciones lastran el conjunto o al menos lo que suele ser el devenir de la saga. Sí, hay persecuciones de coche, peleas, escenas insólitas, encuentros tórridos (aún no sé, por cierto, el sentido de la breve aparición de Monica Bellucci), flema británica y un atractivo recorrido por medio mundo. Sin embargo, al pretender ser el medio para lo que verdaderamente quiere contar, la película se alarga excesivamente (dos horas y media) sin encontrar una razón que lo justifique, a tenor de un uso bastante previsible y demasiado ortodoxo del villano (Christoph Waltz parece incluso desaprovechado, recordando sus memorables papeles recientes) y de la historia personal de Bond, relación con las entregas anteriores protagonizadas por Daniel Craig e historia de amor.

Spectre’ son muchas cosas pero poco agitadas y mezcladas, justo lo contrario de lo que le gusta a 007. Pero no me interpretéis mal, es más la expectativa que tenía que las carencias reales. Es una digna continuación de la saga, por encima de la media y a servidor le siguen pareciendo las entregas de Daniel Craig como de las mejores y al actor como el mejor Bond posible (con permiso de Sir Connery, claro). Una serie positivamente influenciada por las tendencias actuales: más personal, oscura, cruda.

La saga sigue gozando de buena y renovada salud, reinventada y tocando aquí y allá palos de episodios pasados y avanzando por otros derroteros con mayor o menor fortuna. No es mala idea pues satisface tanto a los fans de toda la vida como a los que han redescubierto o han vuelto a respetar con Craig a 007. ‘Spectre’, no obstante, con las posibilidades que brindaba la historia y el alto listón de Skyfall o Quantum of Solace auguraba un título referente pero se queda en otra buena peli de Bond, de factura impecable, metraje excesivo y ritmo irregular.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.